Me llamaban Coyote – ‘Broadcast y Tortoise se pasan al cine de terror. Las bandas sonoras de Joseph Bishara’

Tras el exitazo de El Proyecto de la Bruja de Blair en el año 1999, le perdí la pista a uno de sus dos directores, Eduardo Sánchez, hasta que dos amigos me recomendaron en 2011 Lovely Molly, una película en la que el director prefiere, durante la mayor parte del metraje, insinuar antes que mostrar. El terror al susto. Así lo hicieron en su tiempo el productor Val Lewton (nada da más miedo que la oscuridad) y el director Jacques Tourneur (La mujer pantera -1942; Yo anduve con un zombie). Y le funciona, como también a James Wan el alejarse de Saw y sus secuelas para crear Insidious y El expediente Warren.

Ambos además comparten el acierto al elegir bandas sonoras: si James Wan cuenta con Joseph Bishara (en las dos películas citadas y en la continuación de Insidious que aún no he visto); Eduardo Sánchez le encarga a Tortoise la música para Lovely Molly. Entregan composiciones que uno no debe escuchar disociadas de la imagen, lo suyo no es el formato canción, aunque en el caso de Tortoise tampoco -los pocos discos que he escuchado- se puede calificar lo que hacen como canciones convencionales. El género de terror calza como un guante con la música de Tortoise y la de Bishara: ambientes aterrradores en los que el silencio cuenta tanto, o más, que la música. Dos buenas películas, una sorpresa en toda regla Lovely Molly, no tanto El expediente Warren porque el giro ya lo supuso Insidious. Lovely Molly funciona en tres ejes: la dirección de Eduardo Sánchez, la música de Tortoise y la intepretación de Gretchen Lodge -sobre todo ella, una actriz que en Filmaffinity no veo más que esta película en su filmografía- les harán pasar miedo del bueno. Aunque en alguna escena, es inevitable, se busque el susto palomitero. Y, si aún les queda tiempo, continuando con el terror, aunque no tanto como éstas, Berberian Sound Studio del británico Peter Strickland, del que disfruté más su anterior trabajo, alejado del género (o no): Katalin Varga. Pero en Berberian Sound Studio tenemos el que creo que fue el último trabajo de Broadcast (un corte: The Equestrian vortex) antes de la muerte de Trish Keenan. De ella escribió Toni Crespillo.

Les dejo con la voz de Diamanda Galás y Joseph Bishara en la banda sonora de The Conjuring: Witch comes through.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>