Bigote Letal Top 2023

Foto: Romu López

Sexta entrega de la lista oficial de discos favoritos del año de Tímpanos y Luciérnagas por cortesía de Pepe Llobregat (a.k.a. Bigote Letal), nuestro pinchadiscos de cabecera. La idea es la habitual, una colección de publicaciones en formatos diversos, de estilos variados, de múltiples procedencias y en un orden totalmente aleatorio, incluyendo algún que otro recopilatorio. En esta ocasión nos trae un total de 48 lanzamientos, como de costumbre, bastante alejadas de lo convencional. Una selección de discos para sumergirse y dejarse sorprender. Eso sí, tras la sorpresa del año pasado, en esta edición no hemos logrado que nos vuelva a hacer una breve reseña de cada publicación. Ha dicho que prefiere invitarnos a un bourbon en El Sur. Así que tendréis que descubrir cómo suenan aquellas bandas que no conozcáis a través de la lista de Spotify creada para la ocasión: Bigote Letal Top List 2023. Los discos que no están en esta plataforma los podéis escuchar en Bandcamp, cuyo enlace podéis encontrar en el mismo listado.

Y aquí tenéis la esperada lista. ¡A disfrutar!

THE SERFS_Half Eaten by Dogs
R.M.F.C._Club Hits
THE PARTICLES_1980s Bubblegum (recopilatorio)
THE TUBS_Dead Meat
THE DRIN_Today My Friend You Drunk the Venom
HOME FRONT_Games of Power
A CULTURE OF KILLING_Dissipation of Clouds, the Barrier
PARDONER_Peace Loving People
BÉLVER YIN_Para mi madre
NIGHT DRIVE_Position II (ep)
VULPIX_Innocent Pleasures, Repeated Measures
FLYYING COLOURS_You Never Know
MORWAN_Svitaye, Palaye
MARY JANE DUNPHE_Stage of Love
EX PILOTS_Ex Pilots
TUBE ALLOYS_Magnetic Point
LONGINGS_Dreams in Red
EVERYONE ASKED ABOUT YOU_Paper Airplanes, Paper Hearts (recopilatorio)
POISON RUÏN_Härvest
CARNATIONS_Carnations (ep)
THE LEWERS_518A
NAMELESS CREATIONS_Plague Party
OPERATING THEATRE_Spring Is Coming With a Strawberry in the Mouth / Rapid Eye Movements (recopilatorio)
BLUE DOLPHIN_Robert’s Lafitte
SEABLITE_Lemon Lights
GYRATE_Negative Excess
ART FEYNMAN_Be Good the Crazy Boys
LATHE OF HEAVEN_Bound by Naked Skies
TOSSING SEED_When You Come Around(ep)
GLAAS_Cruel Heart, Cold Summer(ep)
THE LAVENDER FLU_Assorted Promenades(ep)
THE LAUGHING CHIMES_Laurel Heights (single)
THE LAUGHING CHIMES_A Promise to Keep (single)
SOFT COVERS_Soft Serve
SEX DRIVE_Shopping Blitz
CUTICLES_Major Works
UNCANNY VALLEY_Fevering Stare
NICO PAULO_Nico Paulo
ETERNAL DUST_Spiritual Healers, Defence Lawyers
SPUNSUGAR_A Hole Forever
GLITTERING INSECTS_Glittering Insect
CORKER_Falser Truths
HOTLINE TNT_Cartwheel
3 A.M. AGAIN_Cherry Street (extended edition)
INSTITUTE_Ragdoll Dance
FINGIR DEMENCIA_Fingir Demencia
LIFE STRIKE_Peak Dystopia
SHARP PINS_ Turtle Rock

Black & White Djs: «¿Quién no quiere tener ‘Yes Sir, I Can Boogie’ de Baccara en su colección?»

Esta entrevista tenía que llegar, solo faltaba encontrar una excusa para lanzar unas cuantas preguntas larguísimas con la seguridad de que encontraría al otro lado su justa réplica. En el mismo instante que me enteré de la existencia de Black & White DJs, que es la combinación de María Martínez y María Lencina a los platos, decidí que serían las siguientes en responder un cuestionario en este blog, sin necesidad de esperar a su estreno. Finalmente hemos tenido que esperar un poco más (porque la vida es así, no la he inventado yo) y por el camino, en poco más de un mes, hemos podido disfrutar de sus dos primeras sesiones en el Plan 9. Si tiene usted algún guateque sideral que organizar y se las encuentra, quizás pueda contratarlas…

Disculpadme la brevedad, creo que la referencia a Michael en vuestro nombre es clara, pero la duda es: ¿Por qué Black AND White?
Aunque todos nos decís lo mismo, queremos desmentir este rumor: nuestro nombre no tiene nada que ver con la popular canción de los 90 de Michael Jackson. El nombre surgió tras una conversación sobre la Motown Records y la segregación racial en la música, algo con lo que (por supuesto) no estábamos de acuerdo y decidimos tomarlo como punto de partida. De esta manera, pretendemos visibilizar la música que nos gusta, enlazando las canciones de una forma incluyente (de ahí el AND). Por ello una es Black y otra White. ¿Adivinarías quién es quién?

Ya sabéis, la música es la excusa, pero que hayáis montado esta dupla de pinchadiscos me ha venido muy bien. Así que dediquemosle un poco de tiempo, para quien no sepa de qué va esto: ¿qué cinco grupos o discos escogeríais para representar lo que es la unión de los gustos musicales de María Martínez y María Lencina, y por ende un setlist de Black & White DJs?
Nos conocimos una noche en el Tremolo bar escuchando garaje y psicodelia. Evidentemente no tuvimos que decirnos que no nos gustaba el trap, pero es verdad que nunca hemos tenido la conversación de “estilos”. Hay cosas que se dan por sentado, sobre todo, cuando eres una profesional del renegar. Puede que la base resida más en lo que NO nos gustaba que en lo que sí. Nos parece súper aburrido centrarnos sólo en un género, especialmente si vas a pinchar 4 horas. Todas las canciones son pinchables, siempre que las sepas encajar. Tenemos la suerte de tener espacios en Murcia como el Plan 9 que permite que melómanos sin pretensiones podamos poner canciones y crear una pequeña comunidad. Da igual si te equivocas o metes algún gazapo, lo importante es la música y la diversión. Las mezclas se las dejamos a los profesionales, aquí solo venimos a participar sin elitismos. Unas semanas antes de la sesión nos vamos preparando el setlist, puede que algún día pongamos un código QR en la cabina.
Cosas que no pueden faltar: Munster records/Vampi Soul, Nuggets, RCA, Punk, Riot grrrl, post-punk, 60s…

El otro día leí a alguien en redes sociales diciendo que quien no lee es porque no quiere. Obviando las obligaciones familiares y profesionales, como si acaso fueran una minucia, le diría que “efectivamente y no”. En esta sociedad en la que podemos llegar a sentir ansiedad por no llegar a ver cada serie “imprescindible”, por no leer lo suficiente, por no acudir a cada evento de esos a los que se supone que hay que ir o por no tener una opinión formada de cada asunto del día en redes sociales, ¿a qué creeis que debemos renunciar, sean elementos ociosos o no, para llegar a leer al menos 3 o 4 libros al mes en vez de al año?
Bueno, en ese caso depende mucho del momento vital y de la importancia de la lectura, o de cualquier afición en realidad. Es cierto que, con esta cantidad de contenido audiovisual, literario, musical, de ocio que se crea casi diariamente es imposible “estar al día” pero ahí entran las prioridades de cada uno.
En mi caso, por ejemplo, casi siempre priorizo leer sobre ver una serie o una película, también por el momento de silencio que supone.

Creo que podría pasarme la vida leyendo ensayos relacionados con la música, biografías y cómics de casi todo tipo (sin contar los fanzines). En papel, que bastante pantalla tragamos ya. ¿Tenéis fijación por algún tipo de narrativa? ¿Y algún tipo de protocolo a la hora de abordar los momentos de lectura?
Otra cosa que discriminamos por lo que NO nos gusta (resulta que aquí también estamos de acuerdo). Creo que nunca nos verías leyendo un best seller o una novela de las de la mesa de “Más vendidos” de unos grandes almacenes.
La mayoría de veces aquí también nos movemos por los márgenes: biografías de músicos u otros artistas, crónicas de la era pop, literatura con tintes pulp o beat, casi todo lo que huela a literatura feminista… En general, la literatura debe aportar a la par que entretener.
Respecto al protocolo… supongo que cada una tenemos nuestras preferencias, pero se podría adivinar que no somos muy exquisitas teniendo en cuenta la cantidad de literatura que consumimos comparado con el poco tiempo que tenemos. Como pista diremos que a una de nosotras le apasionan los viajes de trabajo porque es muy fan de leer en el tren o en el avión; y que las dos somos 100% analógicas también aquí.

Hablemos de expectativas, en lo relativo a series, películas, libros o cualquier disciplina artística consumida y en un contexto de sobreinformación descontrolada. Contadme decepciones recientes. También algo con lo que hayáis dicho: ¿Qué estoy haciendo, si sabía que no me iba a gustar? Y por último, algo que no me esperabais que os gustara y os haya acabado sorprendiendo.
Por experiencia sabemos que tenemos que huir del hype de Instagram la gran mayoría de veces. Quizás suene algo snob pero que alguien tenga una historia bonita que contar no justifica que escriba un libro, y, por desgracia la literatura ligera prolifera cada vez más, escondida tras el personaje o la personaje de Instagram o de ediciones súper curradas. Otro gatillazo: las recopilaciones de textos random y sin valor literario de autores o autoras muy preciados; ese tipo de recopilaciones que hacen las grandes editoriales que solo buscan monetizar el momento fan.
¿Quieres información más concreta? Gran decepción alguna periodista española con historias bastante tibias y finales absurdos, algún héroe mod de adolescencia que no ha conseguido reponerse a sus primeros éxitos y una editorial muy cuqui que no para de publicar novelas súper instagrameables pero poco digeribles, quizás por la pasta dura de sus ediciones.
En cambio, la vida te da grandes descubrimientos, en mi caso descubrir la novela gráfica ha sido un regalazo. También, yo por ejemplo, estoy descubriendo un mundo alucinante en la LIJ, con historias, ilustraciones y ediciones con mucha más miga que literatura supuestamente “seria”.

Aunque a veces me salto algunas partes, porque cada cual tiene sus manías (y una de las mías es evitar spoilers a toda costa), sigo con devoción las reseñas que publicáis en Instagram. Especialmente las reflexiones que van más allá del contenido artístico y abordan cuestiones socioculturales. Me gusta estilo y contenido, pero me cuesta luchar contra la pereza que me da leer en esa plataforma. ¿No os animáis a dar el salto (hacia atrás) al mundo del corta y pega analógico?
Alguna vez lo hemos hablado, la verdad es que sería un buen portal para seguir dando la brasa de manera más analógica. Teniendo en cuenta que pusimos la semillita de Black and White hace 10 años y se ha materializado ahora, necesitamos unos cuantos años más para madurar la idea.

Volviendo a la música. En vuestra presentación en sociedad hablabais de un guateque sideral y de música de los 60 y de los 70 (mucha psicodelia y algo de punk). Teniendo en cuenta que, aparte de en el Plan 9, donde más coincidimos es en los conciertos, no puedo dejar pasar la ocasión de pediros que hagáis unas cuantas recomendaciones musicales de actualidad, con sus correspondientes explicaciones.
El otro día salió publicada una noticia que decía: “aumenta a 120.000 el número de canciones que se suben a streaming diariamente”. Esto es mucho tiempo y demasiado ruido. Teniendo en cuenta que de ahí seguramente no nos gusta ni el 1%, haremos la lista de la compra de esta quincena por si a alguien le interesa. Podríamos empezar por las asturianas Bobkat´65 y su último single, ¡a ver si vienen pronto por el sur que queremos verlas! También estamos muy on fire con una banda de Detroit llamada Shadow Show, que hacen una mezcla entre rock y psicodelia. Y, por último, bar italia que es el descubrimiento del año.

Con dos sesiones ya realizadas, confirmado que esto no es cuestión de un solo día, ¿habéis llegado a comprar algún disco exclusivamente para ponerlo en una pinchada, sabiendo que en vuestra casa es muy probable que no llegue a sonar nunca (o como mucho una vez, para ver si suena bien)? En mi caso, evidentemente sí. Igualmente evidente es que con algunos todavía no he encontrado el momento oportuno y siguen esperando su turno. Del mismo modo, diría que lo de pinchar en bares y eventos varios se ha convertido para mí en una excusa para darle un mayor uso a los discos que me voy comprando, que en casa no es tanto como quisiera. ¿Os identificáis con esta situación?
Tenemos una sección entera en nuestra casa con la etiqueta “singles para pinchar”, es algo inevitable. Pinchar es como salir de fiesta, siempre te sale a pagar. Pero cuando consumes música de forma natural a esas minucias no le prestas mucha atención, incluso, es divertido. ¿Quién no quiere tener “Yes Sir, I Can Boogie” de Baccara en su colección? Nuestra última pinchada coincidió con la muerte de Concha Velasco, rápidamente nos pusimos a buscar el single de la “Chica ye ye”. Pedimos un Glovo para traerlo, ¡casi ná!

Por último, aunque no es una cuestión menor, ¿os patrocina ya alguna marca de absenta? Y sobre todo, ¿me podéis prometer que nunca me invitaréis a tomar un trago de ese brebaje infernal? Gracias de antemano
A nosotras nos encantaría que nos patrocinase alguna marca con la que tenemos afinidad. ¡Hola, Estrella de Levante! Tampoco le hacemos asco a alguna bodega, un sello discográfico o algún festival. No somos delicadas. Con respecto a lo otro, nunca prometemos lo que sabemos que no vamos a cumplir.

Satarra 2023: una jornada salvaje

Llega una altura del año en la que, si me encuentro a Nasty Franky en algún concierto, me dice «estoy con el cartel del Satarra» (desde los inicios del festival en 2017 es el encargado de realizarlo) y sin necesidad de que yo le pregunte, comienza a enumerar los grupos que lo componen, como el camarero que te canta el menú del bar. Desde la organización del evento, a través de sus redes sociales, suelen jugar la carta de autodenominarse como «una mierda de festival», pero la realidad es que nos encontramos ante uno de los más genuinos e interesantes de los que se celebran en nuestra región. He intentado, sin éxito, que fueran sus propios organizadores los que contaran, para quien no sepa muy bien de qué va la cosa, qué rollo llevan los grupos que tocan en esta quinta edición. Así que lo haré yo.

Los Peyotes, desde Argentina, todo un mito del revival garage rock mundial. Desde Suiza vendrán a pasar calor embutidos en sus disfraces The Sex Organs, a ritmo de sex’n’roll (sea lo que sea eso). Desde Madrid, tres formas distintas de entender el punk, pero todas con gusto por los sintetizadores (da igual que lo llames rave punk, synth punk o como quieras): ¡Miau!, Miss España y Seggs Tape. Y desde la Vega Baja del Segura, el post punk de Barrio Dinamita, a quienes podemos considerar la representación local, porque al menos para esto del punk la Vega Baja cuenta como local en Murcia.

Dicho esto, os dejo con Ángel Ivorra, uno de los representantes del Satarra, para que nos cuente todo lo demás sobre el festival. Es muy probable que me haya contestado desde la terraza del bar de enfrente de la iglesia en compañía de Rata Satán y Nasty Franky.

El cartel, como ya es costumbre, es una obra de Nasty Franky. Nos encanta, como siempre, pero también surge una duda: en el montón de conciertos por los que deambuláis o en alguna noche de las del Plan 9, ¿nunca se os ha arrimado alguien del mundillo de la ilustración con alguna contraoferta?
Estamos empezando a entrenar una inteligencia artificial con los dibujos de Franky, pero le está costando. Nadie nos ha ofertado, pero sería en vano, los dibujos de Franky son una seña de identidad.

Esta va a ser ya la quinta edición del festival. A estas alturas, ¿hay algún grupo al que hayáis tanteado para el festival y se os resista de forma recurrente?
Claro que hay bandas que hemos intentado varias veces y, por hache o por be, no han venido nunca. Luego cada uno tiene sus gustos y caprichitos, hay un saco lleno de bandas que hubiera estado guapísimo que la gente viera. Pero sí, hay una banda que lo hemos intentado en tres ediciones y nanai… estoy empezando a pensar que igual nos tienen un poco de tirria.

Me he perdido varias ediciones del festival por coincidencias o compromisos varios, pero sobre todo porque me da miedo llegar tarde e ir todo el rato a destiempo. ¿Este año habrá aperitivo? Es para ir liberando la agenda…
Muy mal perdértelo. Este año hay concierto por la mañana gratuito también, como todos los años. Si no pasa nada raro, en La Yesería a las 12 o así.

¿Y fiestas de presentación? ¿Se volverá a sortear una hostia a alguien del staff del Satarra?
Esa fue una jugada maestra de marketing, se vendieron más cervezas en el Plan 9 que en el bando de la huerta, pero no hemos visto de momento nada de fiestas presentación. Supongo que algo haremos, pero no está planeado aún.

Algo con lo que soléis petarlo bastante es con los artículos promocionales del festival. ¿Hay alguna sorpresa para este 2023?
Este año tenemos abanicos, tarjetas y «fliers» que se reparten normalmente a altas horas de la noche en sitios random a personas random.

Hace unos días pudimos disfrutar en Murcia de un glorioso concierto de Private Function, tremenda banda australiana, gracias a vuestra ayuda e intermediación. ¿No os habéis planteado la idea de programar conciertos durante el resto del año al margen del festival?
Ni jartos de todo el vino del mundo. Rotundo no.

Precisamente, de camino al concierto de Private Function en Alicante, porque hicimos doblete, comentaba con mi compañero Romu que una sesión de Tímpanos y Luciérnagas DJs encajaría perfectamente en el Satarra. Así que aprovecho para dejar por aquí nuestro ofrecimiento para futuras ediciones o eventos varios y ya de paso para pediros que nos contéis algo sobre el elenco de DJs de este Satarra 2023.
Tomamos nota del ofrecimiento, cuando sepáis lo que pagamos se os van a quitar las ganas. Este año pinchan «Guille Balboa» (reduciendo costes), Danielo77 (no puede faltar Danielo), Annie Villamarzo (Premio Empanada 2023) y Las chicas del Tiempo (de Benidorm), que ya dieron una pinchada maravillosa hace poco en Murcia.

Por último, pero no menos importante, aparte de en el bar de enfrente de la iglesia, ¿dónde se pueden conseguir las entradas para el festival?
Pues en compralaentrada, si quieres pagar gastos, y si no, en el bar de enfrente de la iglesia. En un futuro próximo dejaremos entradas en el Plan 9. O el mismo día del festival (si no se agotan).

Nasty Franky: «Cuando me aburrí de dibujar bien empecé a dibujar mal y salieron los monstruos»

Aparte de un montón de monstruos y un número considerable de pin-ups, el universo Nasty Franky está repleto de teléfonos antiguos, navajas y estampados de leopardo, de hot rods y motocicletas, de rock ‘n’ roll, punk y cine de serie B y de gente como Russ Meyer y John Waters y sus personajes. Detrás de este pseudónimo (y de un estupendo tupé) encontramos a Franky Jiménez (Alguazas, 1988), singular ilustrador, gran melómano y mejor conversador y por tanto, idóneo para esta serie estival de entrevistas.

De tus pinceles y rotuladores, aparte de un buen número de pin-ups, han salido caricaturas de gente como Nikki Corvette, Traci Lords, Link Wray, Little Richard, Wilko Johnson o Johnny Ramone. Pero, ¿en qué momento te diste cuenta de que todo el mundo tiene un monstruo en su exterior?
Bueno, Traci Lords me hizo un comentario sobre el dibujo, por privado y todo, y casi me muero. Pero a lo que vamos, que hacer retratos realistas copiando fotos de la gente era una cosa que le gustaba a todo el mundo y eso empezó a resultar muy aburrido, así que cuando me aburrí de «dibujar bien» empecé a dibujar mal y salieron los monstruos.

Hemos citado en la introducción la parte más visible de tu imaginario creativo, pero quisiera saber cuál es la parte menos evidente de tus influencias. Espero que Ibáñez, como mínimo. Por cierto, ¿a quién habrás dibujado más veces: a Rat Fink o a Tura Satana?
Ufff, es que la lista que has hecho abarca todo. Pero vamos, me encanta tirar de las cosas que me han gustado toda la vida y me siguen emocionando, desde las Tortugas Ninja y los tebeos a las revistas de cómic underground ochenteras y los dibujos clásicos. Rat Fink me gusta pintarlo cuando no sé qué pintar, así que gana siempre.

Esta pregunta (y alguna más de las siguientes) quizás te suene a ti y a los lectores, pero échenle la culpa a quien organiza saraos con toda la gente vestida con estampados de leopardo y no a mí. Hablemos del proceso creativo. ¿Sueles partir de ideas previas cuando te sientas a dibujar o hay buenas dosis de improvisación? ¿Necesitas de un entorno determinado y una regularidad o eres capaz de ponerte a dibujar en el primer sitio que pilles y en cualquier momento? ¿En qué formatos o con qué técnicas prefieres trabajar, si es que hay alguna preferencia?
Mi curro está claramente marcado por los jefazos del pintar monstruos (te paso lista, que sé que te gustan: «Big Daddy» Roth, Bill Campbell, Basil Wolverton, Mouse, Dave Burke, Von Franco, Robert Crumb, Robert Williams… por nombrar algunos a los que adoro). De las veces que los he fusilado para poder sacarle punta a un estilo propio, he alcanzado ya una base y me sale fácil. Así que cuando no es un encargo, me siento y aprieto hasta que salga, la lista de cosas que quiero dibujar es infinita. Luego, cada proyecto lleva su trabajo de investigación, sobre todo cuando meto elementos reales, que existen, como un coche o motocicleta concreta o los botines favoritos de Chuck Berry, que me gusta pintar al detalle y lo más fiel posible. Cuando estoy pintando a un personaje real, a veces me rayo porque el monstruo no se parece. Por eso le he pillado el gusto a currar bien cómodo en mi estudio con las referencias delante y vistas al bar. Le doy al gouache sobre papel y también a los acrílicos cuando pillo un lienzo y pinto siempre que puedo y mi cabeza me deja.

Aunque sueles ensamblar digitalmente algunas de tus obras, como los carteles del Satarra, del que hablaremos más adelante, siempre has dicho que prefieres pringarte las manos. ¿Crees que perderían algo tus creaciones si te pasaras al formato digital?
Pues para empezar, perderían el ser un objeto que es original y único, con sus borrones, sus manchas, sus correcciones, su sangre, su sudor y sus lágrimas y demás fluidos. Yo a eso le doy mucho valor, así que para mí no hay comparación. Disfruto del arte digital bien hecho, hasta ahí llego, aunque si está muy mal hecho también le veo su punto (esos retratistas que calcan mal una foto con la tablet para bodas, bautizos y comuniones y que ofrecen sus servicios en Milanuncios). Reconozco que uso lo digital como herramienta de montaje y poco más, aunque no descarto en un futuro marcarme alguna animación molona como está haciendo ahora mismo la Rata Satán.

Salvo una reciente adaptación de 13 Rue del Percebe, con personajes propios y ajenos, no es habitual que te decantes por el formato cómic. ¿Hay algún tipo de barrera que te tire para atrás del mismo?
La verdad es que en muy pocas ocasiones me ha dado por ahí y no sabría explicar muy bien por qué, porque me falta gracia quizás. Mis influencias más fuertes me han venido por otros lados, a pesar de haber consumido drogas duras como el macarrerío del Makoki o el Nazario y babeado con las viñetas de Corben o Frazetta.

Como buena parte del underground murciano, de artistas que nacieron entre mediados de los 80 y mediados de los 90, tienes formación artística. Licenciado en Bellas Artes en tu caso. Si pudieras volver atrás, ¿tomarías la misma decisión? ¿Crees que te ha marcado creativamente tener una formación artística o, a pesar de todo, te consideras autodidacta?
Para lo que he terminado haciendo, la verdad es que Bellas Artes me la puedo meter por el culo. No puedo negar que me ha aportado muchas cosas buenas, pero también malas. Aunque a todo le he sacado partido. Tampoco pagué el puto título, así que creo es como si no hubiera estudiado nada, valga la redundancia al estar hablando de BBAA.
Respecto a lo de ser autodidacta, yo pienso que nadie es realmente autodidacta. Hayas estudiado o no, tus referentes, tu artista o dibujante favorito ya viene de una escuela y ya ha hecho ese estudio para sacar su rollo y uno va y lo fusila, lo traga, lo interioriza y aprende de eso. Así que al final, autodidacta no es nadie, a no ser que seas una persona del paleolítico que se pone a pintar en la pared de una cueva. Pero eso es lo que pienso yo, que soy imbécil.

Además de ilustrar, al menos en un pasado no muy lejano, en tu trayectoria has tatuado unas cuantas calaveras, navajas e incluso alguna pizza. En esta dualidad, ¿qué parte consideras que fue simple evolución natural y qué parte la necesidad de diversificar de quien se mueve por los terrenos del underground? ¿Ha habido alguna ocasión en que hayas pensado: esto no compensa? Más allá de tu repertorio habitual, ¿alguna vez te han pedido que adaptes algún dibujo especialmente peculiar?
Al poco de empezar a tatuar, llegó la explosión absurda del tatuaje y paré porque tatuaba hasta mi abuela. Empecé porque me gustaba y me atraía, pero requiere dedicarle la vida y a mí me falta vida con tantos frentes abiertos. No dio tiempo a que nadie me pidiera nada más raro de lo que ya hacía.

Solo hay que ver tu colección de personajes (y tu tupé, sobre todo cuando hay limones a mano) para darse cuenta de que la música ocupa una parte importante de tu vida. En lo personal y en lo artístico, porque trabajas de forma habitual con grupos, pinchadiscos y festivales. Pero me gustaría saber en qué modo influye (y te acompaña) la música en tu creatividad y qué discos estás escuchando últimamente.
La música es lo gordo de todo esto. Imagino que como muchos, mientras curro suena música de fondo cuando no algún podcast. Cuando no sé qué escuchar me pongo a Link Wray o a Bo Diddley y de ahí ya tiro para lo que me pida el cuerpo, o sigo con los clásicos o me pongo tralla o le pregunto a la Rata Satán que me recomiende algo.
Últimamente los discos me los pongo más en el tocata mientras voy rondando por la casa o estoy de after. Cuando curro tiro de alguna lista o algún canal de Youtube con buena mandanga. Y si quieres te hago una lista de esas y te digo los 7 últimos LPs que han sonado y están ahí en la estantería tal cual: Sistema de Entretenimiento, el último de Les Lullies (que los vi el otro día), el de Finale, el ‘Todo Roto’ de Wau y los Arrrghs, el ‘Psychedelic Jungle’ de los Cramps, el ‘Roots of Chicha’ y un directo de Johnny Cash.
Y siempre está bien recordar que cuando te despeines de tanto bailar, los limones de los gin tonics son la mejor gomina en esos momentos.

Forma parte del Tridente Ofensivo, un grupo de pinchadiscos que completan Raü Pagüa y Guille Balboa. ¿Es esto algo que tengáis en mente de forma continua o más bien un recurso solo para las fiestas de guardar?
El Tridente Ofensivo murió porque en realidad odio pinchar, no me gusta nada, estar ahí parao con todo el mundo cascando y dando botes. Pinchaba una vez al año porque me molaba escuchar mis discos a todo volumen, pero cuando vi que se me quería liar para más me retiré del juego. Ahora si eso le hago el relevo al Guille cuando tiene que salir de la cabina, pero yo solo «aprieto el botón».

Desde sus comienzos eres el responsable de la imagen del festival Satarra, cuya quinta edición tendrá lugar el próximo mes de septiembre. Ya sabemos que es una mierda, pero yo este año quiero ir, así que cuéntame: ¿Cuál es el secreto para optimizar la experiencia Satarra?
Yo recomiendo ir con resaca.

También eres una de las personas que está detrás de la organización de la feria de autoedición Zorroclocos e Lobos, cuyo regreso ha sido anunciado recientemente. ¿Qué nos puedes contar sobre esta esperada nueva edición que no nos haya contado ya Rata Satán?
No sé lo que ha puesto la Ratita, pero ya se sabe lo que pasa allí, fanzineo, cerveceo y punkarreo. Pero esta vez en las mazmorras de la Biblioteca Regional. El 28 de octubre, apunta la fecha. Ya tengo «apalabrá» a la primera banda.

En tu trayectoria has publicado un buen número de fanzines monográficos y has participado en otros cuantos colectivos. Ahora que se avecina otro Zorroclocos, ¿qué tienes en mente en este apartado?
Para empezar sacaré por fin el NASTY #4, que ya está bien. Igual que los últimos números, un puñao de colaboradores de Murcia y parte del extranjero a todo color. Y volveré al ruedo con algún monográfico actualizado de fotocopia y grapa, que lo echo de menos.

Hace poco diste a entender que en breve habrá una exposición itinerante con algunas de tus creaciones. Esto siempre es algo interesante y demos por hecho que empezará en el bar de enfrente de la iglesia, pero me preguntaba si, aparte de tu Instagram, ¿hay ahora mismo algún lugar, físico o digital, donde la gente pueda acudir a ver tus originales y comprarlos si es menester?
La gente puede venir a mi casa si quiere ver los originales en directo porque no tengo ningún sitio ni ninguna tienda habilitada. Quiero hacerme una online antes de que acabe el año, a ver si engaño a Ángel (Satarra). Y lo de las exposiciones, estoy estudiando una forma de expo relámpago que puede que salga bien, ya avisaré. Eso es todo, ¡me bajo al bar!

Rata Satán: «Todo lo que dibujo tiene algo autobiográfico»

Rata Satán es el pseudónimo artístico de María A. Jiménez (1990), ilustradora y tatuadora murciana de estilo peculiar y reconocible. De sus pinceles nace con regularidad y diligencia una serie de personajes con tendencia al histerismo y cierto gusto por lo escatológico, con los que, a pesar de todo, es muy probable que te identifiques de algún modo. Más aún en estos soporíferos tiempos veraniegos. Quizás por ello es la escogida para abrir la serie de entrevistas estivales «del bar de enfrente de la iglesia», aunque en realidad esté hecha por email, o quizás sea por esto último. De cualquier modo, ella afirma que «no podrás creer la número 4».

Antes de hacerte llamar Rata Satán, tu nombre artístico era Doctor Zombie. ¿Por qué este cambio? No obstante, tanto con uno como con otro, siempre me viene a la cabeza un amigo que cada vez que se llama a alguien por un pseudónimo, sea artístico o no, dice: ¡No le digáis nombrajos!
Lo de Doctor Zombie me lo puse sin ninguna historia apasionante detrás. Me gustaban las pelis de terror de serie B y me parecía divertido que no supieran si era chico o chica. Pero (sorpresa, sorpresa) no era la única con este nombre. Hay un tío en alguna parte de América Latina con el mismo pseudónimo, que encima se ve que antes dibujaba cómics y ahora (o al menos hasta hace unos años) tiene un programa de radio dedicado al cine. Me llegaban muchos mensajes a la página de Facebook preguntándome que qué me parecía tal película o qué película era esa en la que salía un señor nosequé y hacía nosecuantos. Aunque me hacía mucha gracia y yo contestaba a todo, pensé que cuando triunfase no quería problemas con la autoría de nada. Todavía no he triunfado, pero busqué un nombre guay y que molestase a mi madre: Rata Satán. Está feo que lo diga yo, pero mola mucho. Además, es que me llamo María y ya hay otra que es virgen y es mucho más famosa.

Hablemos del proceso creativo. ¿Sueles partir de ideas previas cuando te sientas a dibujar o hay buenas dosis de improvisación? ¿Necesitas de un entorno determinado y una regularidad o eres capaz de ponerte a dibujar en el primer sitio que pilles y en cualquier momento? ¿En qué formatos o con qué técnicas prefieres trabajar, si es que hay alguna preferencia?
Tengo una libretita donde apunto y aboceto ideas locas, normalmente nunca se parece nada lo que empieza con lo que acaba siendo. Una vez alguien me dijo que David Lynch empezó Twin Peaks sin saber quién era el asesino (información cero contrastada), y básicamente eso define muy bien todo mi proceso creativo y mi manera de trabajar. La mayoría de ideas se me ocurren haciendo cosas que nada tienen que ver con dibujar.
Respecto a lo del entorno, como en mi casa somos familia numerosa y la casa de mis padres era enana y compartí habitación hasta que me fui de casa; yo puedo dibujar en absolutamente cualquier parte. Otra cosa son mis preferencias: mesa gigante para llenarla de cosas y papeles. Regularidad sí que tengo, porque además si no dibujas regularmente luego se te olvida y esto es así. De lunes a viernes hay un horario y un mínimo de horas por cumplir.
Las técnicas las tengo pilladísimas: gouache para los dibujos a color, tinta china para los cómics y a veces robo de la mesa de Nasty Franky unos rotuladores. Siempre pincel y, aunque el formato depende de varias cosas, a mí me gustan grandes. Prefiero dibujar en A3.

En más de una ocasión he leído a artistas comentando el carácter terapeútico del momento creativo, que no necesariamente incluye la muestra del resultado en público. ¿Coincides en esto?
La verdad que no sé contestar a esto, yo dibujo porque me sale solo y porque me gusta. Cuando lo necesito y tengo dinero, voy a terapia, jaja.

Tus ilustraciones están protagonizadas por animales varios (ratas sobre todo, pero también perros, gatos o cerdos), indigentes, vampiros y una serie de personajes bastante cafres, que viven situaciones de lo más rocambolesco. En alguna historia hablas además de una «Devil Town» (la de la canción de Daniel Johnston). ¿En qué medida dirías que estos reflejan de un modo autobiográfico tu entorno y que vivir en Murcia te ha influido a la hora de dar forma a tu particular universo creativo?
Todo lo que dibujo tiene algo autobiográfico, hasta la apariencia física de los personajes monstruosos e histéricos. Reflejan mi manera de ver las cosas y cómo las percibo, y desde luego si no fuera por Murcia, quién sabe, igual dibujaría cosas más bonitas y aburridas y para toda la familia y retratos de parejas. Qué asco.

Formas parte de un amplio sector del underground murciano, de artistas que nacieron entre mediados de los 80 y mediados de los 90, que pasaron por la Escuela de Arte. Si pudieras volver atrás, ¿tomarías la misma decisión? ¿Crees que te ha marcado creativamente tener una formación artística o, a pesar de todo, te consideras autodidacta?
Esto tiene gracia, porque cuando fui a apuntarme a la Escuela de Arte, yo quería hacer Diseño de Moda, pero no quedaban plazas. Como siempre me ha gustado dibujar y siempre lo he hecho, no pensaba que fuese necesario estudiarlo. Además, me admitieron en un módulo de Imagen y Sonido, del que al final rechacé plaza e hice la prueba de acceso a Ilustración. Encima ni me cogieron al principio, entré en los llamamientos en octubre, jaja.
No me arrepiento para nada de haber estudiado Ilustración, que por cierto aún no he recogido mi título y veremos a ver si lo hago. Luego empecé Animación, pero no la terminé. Volvería a hacer lo mismo, fueron años divertidos. Nunca me he considerado autodidacta; es cierto que a dibujar se aprende dibujando, pero aprendí muchas cosas y probé muchas técnicas, y sobre todo de tener compañeros se nutre una mucho. Lo que pasa que estudiar algo artístico tiene una gran parte de trabajo personal, no es aprobar exámenes: te enseñan técnicas y tú decides desarrollarlas o no, dibujar en tu casa o no. Y desde luego un título no te va a dar trabajo.

Teniendo en cuenta que nos conocemos, sobre todo, por coincidir en conciertos (y por sufrir el ataque de los mosquitos en comunidad), doy por hecho que la música ocupa una parte importante de tu vida personal. También de la artística, porque has trabajado en numerosas ocasiones con grupos, pinchadiscos y festivales. Pero me gustaría saber en qué modo influye (y te acompaña) la música en tu creatividad y qué discos estás escuchando últimamente.
Buf, la música me influye muchísimo y uno de mis sueños frustrados es tener una banda guapísima e irme de gira y vivir todo lo que me imagino que es eso. Las canciones me sacan un dibujo, un capítulo de un cómic o el tono que le doy a la narrativa. Últimamente estoy escuchando mucho a Private Function (joder, qué guay poder haberlos visto hace poco y como molan tanto, me devolvieron las ganas de vivir fuertemente). Aunque me pongo discos en el tocadiscos, me cuesta recomendar discos enteros porque cuando dibujo me pongo listas, pero venga ahí va: Hex Dispenser ‘III’, Billy Childish ‘Devil in the flesh’, Roots Of Chicha vol. 1 y 2 y todo el Bandcamp de ¡Miau! (miaumiaumiau.bandcamp.com). Ahí dejo el buen batiburrillo.

Diría que en tu obra juegas con lo feo, lo escabroso y lo surrealista de un modo bastante singular, al alcance de poca gente en la actualidad. ¿Te sientes identificada con autores clásicos como Robert Crumb o Johnny Ryan o con autoras contemporáneas como Roberta Vázquez o Irene Márquez, que también lo trabajan muy bien? Y ya que estamos, ¿a qué artistas actuales nos recomendarías?
Soy súper mega fan de toda la gente que has nombrado. Identificada no sé, pero me influyen mucho, son lo mejor. De más joven quería ser una versión de Peter Bagge mezclada con Matt Groening, jaja.
Artistas actuales que recomiendo muy fuerte y también me insipiran: Wati Bakan (@wati_bakan en Instagram), DAVAT (@dxpxmx en Instagram), Flavita Banana por supuestísimo, Igor Hofbauer (@igorhofbauer), el gran Magius (premio nacional del cómic y paisano murciano), BRULEX (@brulex.fr), Juarma por supuestísimo, Pippa Toole (@pippatoole), Libertad Ballester, Ana Galvañ, Mik Baro, Mister Sister (@mr.sisster), Aroha Travé, Nasty Franky, Ruth Mora (@_meanmachine), Sr Kruel y podría seguir. Y por supuesto, al único dios al que le rezo: John Waters.

Además de ilustrar, hace ya un tiempo que también tatúas. Algunos de tus personajes recurrentes ocupan brazos, muslos y hasta algún que otro culo. En esta dualidad, ¿qué parte consideras que ha sido simple evolución natural y qué parte la necesidad de diversificar de quien se mueve por los terrenos del underground? ¿Ha habido alguna ocasión en que hayas pensado: esto no compensa? Más allá de tu repertorio habitual, ¿alguna vez te han pedido que adaptes algún dibujo especialmente peculiar?
Lo de empezar a tatuar surgió cuando mi amiga y genia del tatuaje Ana (@pajari.tattoo) me lo propuso. Me gustó, me pareció divertido y además estaba muy arropada por ella (eternamente agradecida). Después de aquellos años, decidí centrarme un poco más en los cómics, aunque sigo tatuando, pero bastante menos. Obviamente, tatuar da más dinero que los cómics, aunque actualmente que hay más tatuadores que personas, pues ya no lo sé. Tengo que decir que aún no he tatuado ningún infinito, aunque sí varias veces el nombre de Patricia. Creo que lo más peculiar que he adaptado a tatuaje (que no a mi rollo) fue una chica que vino de otra comunidad autónoma a que le tatuase el logotipo de una amiga suya que hacía velas.
Respecto a lo de “esto no compensa”, no puedes pensarlo si quieres dedicarte a un mundo artístico sin que tus padres sean ricos. A veces me hundo en la mierda y otras me vengo arribísima, pero al final, sin querer sonar prepotente, no he elegido dibujar, simplemente no puedo no hacerlo.

Eres una de las personas que está detrás de la organización de la feria de autoedición Zorroclocos e Lobos, cuyo regreso ha sido anunciado recientemente. ¿Qué nos puedes contar sobre esta esperada nueva edición?
Puedo contar que será al aire libre si hace buen día y si no, hay plan B a cubierto. Será en la Biblioteca Regional (que tienen espacios abiertos y unas catacumbas chulísimas), que habrá talleres y concurso de dibujo infantil, conciertos muy molones y cerveza barata. Invitaremos a gente molona del fanzine de otras regiones, esperemos que digan que sí. Y por supuesto, que habrá fanzines para enterraros.

En tu trayectoria has publicado un buen número de fanzines monográficos y has participado en otros cuantos colectivos. Ahora que se avecina otro Zorroclocos, ¿qué tienes en mente en este apartado?
Cada vez que se acerca un Zorroclocos, mi único objetivo es no suicidarme del estrés que conlleva montarlo. Pero llevaré un fanzine nuevo íntegro de cómics, participo en otros cuantos y por supuesto mi gran obra nada valorada: el fanzine de test de la DGT. Si me vengo muy arriba, tengo otro fanzine pensado nuevo, pero no tan pensado como para decir de qué va.

Últimamente has expuesto algunas de tus creaciones en estudios y centros varios, que siempre es algo interesante, pero me preguntaba, aparte de tu Instagram (y del bar de enfrente de la iglesia), ¿hay algún lugar, físico o digital, donde la gente pueda acudir a ver tus originales y comprarlos si es menester?
Lo de hacer exposiciones me parece importante porque, aunque Instagram esté bien como ventana, obviamente no es lo único. Y allí hay demasiada oferta, además de que los originales siempre mola más verlos en directo, sobre todo si hay cerveza gratis. Llevo como varios meses detrás de hacerme la web, pero me pesa el culo un poco bastante, a ver si este verano no tengo ningún accidente y la termino. De momento quien quiera algo puede escribir a rata.satan@gmail.com o echarle un ojo al Instagram (@satanlovesrats) y mandar mensajes directos con preguntas, ruegos e insultos.

Captura Sonora: Nepal Napalm / Susan Drone

Raúl Frutos, Nepal Napalm. Fuzz Factory, mayo 2023

Nepal Napalm a priori es un proyecto de metal, pero que parezca un accidente. A mí el metal no me gusta mucho y esto me gustó bastante. Será porque se derivan a lugares sonoros originales y atractivos, hasta esquivar el callejón sin salida en que a veces se convierte el género de partida. Del mismo toman, entre otras cosas, una desafiante y contundente energía. Un metalhead me diría que yo no sé de esto. Yo le daría la razón y añadiría que ni falta que me hace. Al menos mientras existan grupos así, que utilizan los géneros como herramientas de transversalidad. Seguramente a su pesar, Nepal Napalm son, en el fondo, unos pacificadores. Sobre lo innecesario de los dogmas pensaba yo mientras hacía algunas fotos y escuchaba ese ‘Brandy Soaked Path’ que parece Black Sabbath con vocoder. Está en su flamante nuevo disco, ‘A Hate Supreme’ (gran título). Os gustará.

Esto fue en una nueva jornada de Lonja Negra (larga vida) que abrió una electrónica y siempre recomendable Susan Drone con nuevo EP (Stupor Mundi) bajo el brazo. A su concierto no llegué por cuestiones de la exigente vida adulta. A la próxima será, seguro.

Más fotografías en Instagram.

Cromo: «Sabemos quiénes somos y lo que queremos»

Junto a bandas como Volga, Yakuzza, Haren, Yugoslavia, Barrio Dinamita, Decadencia o Estrago, Cromo forman parte de la actual escena punk del sureste peninsular, tomando el relevo de otras como Nueva Generación, Sabotaje o Tumefactum, que durante la década pasada marcaron el camino y de las que Vane, Manu y Guille formaron parte por separado. En funcionamiento desde 2019, con la idea de hacer del punk algo más sencillo que costumbre, se han convertido en una banda habitual en salas y espacios autogestionados de todo el estado. La fórmula es sencilla, a pesar de las circunstancias: tranquilidad, amistad y sensatez.

Acabáis de publicar una nueva canción. Según los planes anunciados, esto es un adelanto de vuestro primer LP. ¿Hay ya una fecha, aunque sea aproximada, para marcar en nuestro calendario?
Aún no tenemos una fecha exacta, depende de varios factores y algunos de ellos no dependen enteramente de nosotras. Hace unos pocos días hemos acabado de grabarlo, por lo que creemos y queremos que sea para este otoño. Octubre sería lo ideal. De todas formas si esto no sucede así, será poco más adelante.

Seguís trabajando con Grabaciones Vistabella al menos en el formato digital, pero ahora que toca publicar un disco en formato físico, imagino que os habrá tocado embarcar a unos cuantos sellos para la edición, como es costumbre en estos tiempos y como ya ocurrió con el 7″. ¿Podemos saber a cargo de que sellos correrá la publicación de este próximo LP?
A día de hoy tenemos bastante claro como nos gustaría editar la edición en físico, hemos iniciado algunas conversaciones, pero no tenemos nada cerrado de momento.

Este nuevo tema viene presentado por un videoclip animado realizado por Sr. Kruel, quien ya os hizo por iniciativa propia un vídeo de una canción de vuestro 7″. Me gustaría que nos contarais algo más sobre este asunto y en general sobre vuestra relación con la escena underground de ilustradores de nuestra tierra, porque también habéis trabajado con gente como Rata Satán o Nasty Franky…
Con todos ellos nos une una relación de amistad, además de que son unas máquinas en lo suyo. Su trabajo nos flipa y es completamente compatible con la banda.
Sr. Kruel ya nos sorprendió con el clip de ‘Aprieta el botón’ y ahora hemos preparado ‘El Hombre que vivió como un gusano’.
Se ha currado un pedazo de vídeo que nos reafirma en que era una movida de la que se tenía que encargar él. Ha sabido captar al vuelo lo que queríamos transmitir con el tema y estamos muy contentos con el resultado.

Como con ‘En otro lugar’, habéis grabado con Marco Velasco en El Miradoor. ¿Qué os aporta trabajar en un entorno como el de este estudio a nivel creativo?
Nos gusta mucho ir para allá por la comodidad y la naturalidad con la que se hace el proceso de grabación. Aunque acudimos a El Miradoor con los temas muy trabajados y perfilados a nivel creativo, allí todo son facilidades. Trabajar con Marco es muy sencillo, ya que está bastante pendiente de todo el proceso de grabación, aportando de forma muy natural cuando es necesario.
Además, el estudio está en un entorno bastante guapo, que te permite desconectar de la grabación ya sea pegándote unos largos en la piscina, tomándote unas birras o echándote una partida al Street Fighter.
Al final la suma de todo esto se refleja en el resultado final.

Entre el 7″ y este LP, también grabasteis algunas canciones en formato analógico con Pablo Ruiz, otro productor de referencia en la actualidad en nuestra escena punk, a los mandos (una propia y una versión de Parálisis Permanente). ¿Formarán parte de este LP o se quedarán en edición digital exclusivamente? ¿Qué tal la experiencia de grabar en este formato?
Eso de momento se quedará en digital, aunque sí hemos regrabado un tema de esa sesión que no se llegó a editar. La experiencia fue bastante guay.
Pablo por esa época no tenía sitio fijo para el estudio y con la suerte de ser vecinos de local de ensayo nos montamos un buen chiringuito para sacar los temas adelante. Es otro tío bastante máquina que nos pilló al vuelo y se curra muy chill con él.

Hablando de versiones, en los extraños tiempos de la pandemia sorprendisteis en redes sociales con una versión de Ataque de caspa, que aunque era habitual en vuestro repertorio, en este caso venía presentada con un giro estilístico y algún cambio de roles. ¿Os habéis planteado repetir con otras canciones que se alejen del formato de trío power punk?
Es una cosa que sí hemos hablado alguna vez y que nos gustaría hacer. Lo que pasa que al final el tiempo que podemos dedicar a la banda es el que es y tenemos que priorizar.

Desde hace un tiempo no vivís en la misma ciudad y decís que eso hace que todo vaya más despacio. A pesar de ello, estáis haciendo prácticamente un concierto al mes y por lugares de toda la península, que no es poco precisamente. Supongo que aquello de tomarse las cosas con tranquilidad y hacer el punk más sencillo que de costumbre como filosofía ayuda a que las cosas fluyan mejor…
También ayuda mucho tener las cosas claras. Sabemos quiénes somos: tres colegas; sabemos lo que queremos: pasarlo bien; y también sabemos cómo: haciendo algo decente y sin palmar pasta o el mínimo posible. Es verdad que el ritmo ahora es más tranquilo, aunque de puertas para afuera no se note tanto. Pero sí que hay muchas cosas que nos gustaría hacer y estamos diciendo que no porque es físicamente imposible.

El próximo viernes vais a compartir escenario con Oki Moki, grupo al que os he visto elogiar en redes sociales de forma recurrente. Aprovecho la ocasión para una de las preguntas clásicas de este sitio: ¿Qué grupos actuales os gustaría recomendar para quien quiera tomar nota?
Guille: Sin dar más vueltas, dos que he visto hace poco en directo: MIAU! y Enemic Interior.
Manu: Ternura y el que estoy escuchando ahora mismo, Dark Thoughts.
Vane: Miss España, Colisión y Decadencia.

El concierto es en Kasablanka, un espacio muy necesario, más si cabe tras la pérdida de El Retal. Personal y creativamente, ¿cómo os ha influenciado la existencia de espacios autogestionados como estos y el DIY?
Básicamente podemos decir que somos quienes somos y nuestros proyectos funcionan como funcionan en base a filosofías y espacios como estos. Con Cromo nos lo propusieron varias veces, pero por fechas nunca pudimos tocar en El Retal. Una pena, la verdad…
Los tres hemos tocado y participado con otras movidas en este espacio. Nos parece una pérdida bastante grande a nivel político y cultural en la Región. El único consuelo es que quedan lugares como Kasablanka.

En el pasado habéis formado parte dede  bandas como Nueva generación, Sabotaje o Tumefactum. Quizás sea mi percepción, pero para mí estás bandas y sus inicios fueron, para el underground local, como una máquina que desbroza los caminos. ¿Qué recuerdo guardáis de aquellos años?
Esa combinación de bandas junto a muchas otras que surgieron en ese momento, junto a la actividad del Retal y el esfuerzo de muchas personas más, fueron importantes para revitalizar una etapa bastante guay en Murcia que aún continúa.
Recuerdos, bastante buenos todos, pero sobre todo pudimos crear una red muy efectiva y sólida fuera de Murcia que en algunos casos llega a lo personal.

Para terminar, algo importante: ¿Sabéis si ahora mismo está abierto el bar de enfrente de la iglesia? Es para un amigo…
No lo sabemos seguro, pero sí que a partir de las 19 horas da sombra en la terraza.

Cromo estarán actuando próximamente en:
MURCIA @ CSO Kasablanka. Viernes 28 de abril. + Oki Moki
MADRID @ Sala Starving. TurboJugend Madrid Party Vol. 4. Sábado 20 de mayo. + Zoketes

La coalición de Los Estanques y Anni B Sweet

Cualquier duda que pudiera generar la unión de Los Estanques y Anni B Sweet queda resuelta transcurridos apenas los dos primeros minutos de su álbum. Finaliza ‘He bebido tanto (que…)’, lisérgica pieza que sirve de introducción, arranca ‘(… Estoy) Muerto de Sed’ y ya no hay vuelta atrás. Estás dentro. A lo largo de los 37 minutos que dura ‘Burbuja Cómoda y Elefante Inesperado’, su estreno conjunto, se van sucediendo canciones tan abrumadoras como ‘Bla, Bla, Bla’, ‘Tu Pelo de Flores’, ‘Brillabas’ o ‘Caballito de Mar’ y podemos constatar con gozo que ambas partes se ven favorecidas por esta insospechada combinación, ganando en versatilidad y complementándose de forma fluida, como si llevaran colaborando artísticamente desde hace años. Estamos ante un trabajo tan brillante como complicado de encajar en la actual escena musical estatal, que no escatima esfuerzo creativo alguno. Es emotivo, intenso, cambiante y vibrante. Podrían haber buscado un camino más fácil, pero decidieron poner todas sus armas sobre la mesa y explotar de forma simbiótica todas sus fortalezas. Sus voces e instrumentos se empastan de un modo tan natural que hasta sorprende que hayan decidido conservar sus nombres por separado en vez de denominar a esta alianza con una novedosa nomenclatura neutral. Quizás esta sea una sociedad temporal, o seguramente más imprevisto que otra cosa, como el propio título del disco deja entrever. Pero esto ya lo comprobaremos más adelante. Ahora toca disfrutar de esta maravilla de álbum de pop progresivo.

Los Estanques y Anni B Sweet estarán actuando próximamente en:
MURCIA @ Teatro Circo. Viernes 14 de abril. + Fernando Rubio & The Inner Demons
BARCELONA @ Sala Apolo. Sábado 15 de abril.

La novena de Airbag

Aunque repitieron en el festival Caravaca Power Pop el año pasado, ese día yo estaba cumpliendo con mi compromiso con la nostalgia y el hardcore en el concierto de reunión de Fuerza de Lucha en el TNT de Cox. Así que mi último encuentro con Airbag fue precisamente en su anterior visita al mencionado festival, en 2019. Andaba yo renqueando en aquel momento ya unas dos semanas con una tos nerviosa bastante molesta, pero cómo iba a perderme al trío de Estepona, al que apenas había visto anteriormente en siete ocasiones. Eran otros tiempos aquellos. «Me lo tomaré con calma», me dije. «Últimas filas. Nada de pogo. Está todo controlado». Lo de las bebidas frías, que no ayuda mucho tampoco, sería más difícil de encauzar, pero ya se improvisaría algo. Me hubieran venido bien esa noche aquellas odiosas sillas que no veíamos venir entonces. «Ese concierto tranquilo de Airbag del que usted me habla», me repetía, como un mantra de autoconvicción, con el concierto ya en marcha incluso, mientras sonaban sobre todo canciones de ‘Cementerio Indie’, ‘Gotham te necesita’ o ‘Manual de montaña rusa’, sus últimos discos publicados hasta entonces. Todo en orden. Hasta que decidieron hacer el sprint final y tocar del tirón ‘Marta no es una punk’, ‘La chica no’, ‘Elena’ y alguna más de sus primeros discos. ¡A la mierda el mantra! Allí estaba yo en las primeras filas pegando botes como hacía años que no ocurría y cantándolas a grito pelao, dejándome la voz en el intento y ganándome otras dos semanicas de tos persistente. Cero remordimientos.

El viernes Airbag vuelven por aquí, esta vez a la sala REM de la capital murciana, dentro del ciclo Microsonidos, para presentar su nuevo disco, ‘Siempre Tropical’. Y aparte del cambio de hora, la primavera ha llegado jodiendo un poco con las alergias y esas cosas, pero cómo voy a dejar yo de ir a verlos por novena vez. Que encima es con Bigote Chino. Me lo tomaré con calma…

Perro: «La idea de hacer la música que nos salga de forma espontánea sigue permaneciendo»

Hacen hincapié en que realmente nunca se fueron, que solo se lo estaban tomando con calma. La casualidad quiso que, en un momento en el que la banda había decidido frenar su ritmo de conciertos, viviéramos una época convulsa, que les llevó a estar tres años sin tocar. Esta temporada de primavera-verano de 2023 va a ser la primera desde 2019 con una actividad regular en directo para ellos (Murcia, Valencia, Tomavistas, CanelaParty) y esto es una gran noticia. En una época en la que hay grupos componiendo pensando en las partes de las canciones en las que el público va a hacer palmas y en la que algunas bandas basan su permanencia en la consecución de una determinada forma de éxito, es muy positivo que quede gente como Perro que insista en que el objetivo sigue siendo pasarlo bien sobre el escenario.

Foto: Aranzazu Sánchez

Antes de centrarnos en otros asuntos de la banda, resolvamos una duda: ¿A vosotros cómo os caía Kasparov?
Nos caía bien, porque con nosotros era de otra forma.

¿En algún momento llegó a sobrevolar la idea de la separación de la banda o el abandono de la misma por alguno de vosotros?
¿A son de qué? ¡Jamás!

Retomada la actividad, ¿ha llegado el momento para las nuevas canciones? ¿Hay planes para volver a grabar? ¿Alguna novedad a mostrar en esta gira?
Sí que hay ganas de hacer cosas nuevas y tenemos la intención de grabar, pero no sabemos muy bien cuándo aún.

Me gustaría saber si os sentís tentados a recuperar alguna canción de vuestros inicios y volver a grabarla, como ya pasó con las incluidas en el recopilatorio ‘Singles brasileñas’ o con ‘Catán’ en vuestro primer disco, y por qué debe ser ‘La maldición de cuartos’.
Seguimos tocando canciones antiguas, pero no tenemos intención de grabar de nuevo ninguna. Hay que mirar hacia delante que si no, te tropiezas y todo eso.

Tengo entendido que estáis preparando una reedición especial de vuestros primeros discos por su décimo aniversario. ¿Qué más podemos saber al respecto?
Vamos a hacer una reedición, sí. La idea es hacer un doble vinilo con ‘Singles brasileñas’ y ‘Tiene bacalao, tiene melodía’.

¿Qué aspectos permanecen y qué cosas han cambiado respecto a aquellos Perro que renunciaron a tocar en la final de un concurso en 2011 porque Aarón se iba a trabajar en un crucero?
La idea de hacer la música que nos salga de forma espontánea sigue permaneciendo. Cambian las influencias y la introducción de nuevos instrumentos.

Un elemento recurrente en vuestras letras y, sobre todo, en los títulos de vuestras canciones son las bromas privadas y los juegos de palabras unidos a referencias a la cultura popular. ¿Qué ingredientes sociales y culturales forman el eje referencial en vuestro proceso creativo?
Pues básicamente todo lo que nos rodea en nuestras vidas. Como dices, algunas cosas son más privadas y otras más populares. Va un poco en consonancia con la idea de que sea espontaneo.

Si tenemos que actualizar vuestra lista de grupos afines a 2023, ¿qué grupos consideráis que se pueden incluir en la misma?
Hogar.

Habéis grabado una versión de El Estudiante Larry, entre otros. Si tuvierais que repetir la experiencia con algún grupo en activo, ¿cuál sería el escogido?
Hemos grabado también versiones de Cala Vento y Lagartija Nick y si tuviéramos que coger otro, pues ni puta idea.

Aparte de Espiricom, donde Fran toca la batería, ¿hay algún otro grupo paralelo a Perro en activo? ¿Qué fue de Airon Jazz Quartet Band Trio?
Solo está Airon Jazz, pero en el mismo plan que con Perro, con la calma.

Para ir cerrando, un par de asuntos extra musicales. Uno: Sé que el disfraz de palomista del Canela 2022 es difícil de superar, pero como este año vais a repetir en el festival de Torremolinos, os sugiero el Equipo A. Yo tengo claro quién sería cada uno. ¿Vosotros cómo lo veis?
Jajaja, el equipo Ja! Eso lo pensamos una semana antes del concierto, así que a saber de qué vamos al final este año.

Y dos: Ahora que ya no sois una banda emergente (eufemismo para decir que ya no sois jóvenes), ¿qué componente de Perro, incluyendo a su séquito, es el que sigue partiendo al futbito al resto de la banda? ¿Y al futbolín?
Al futbito el que lo parte últimamente es Aarón con diferencia y al futbolín Fran y Aarón, el tándem de la tierra disponible en su Yesería de confianza.