Ruidismo: “Somos el ‘hecho a mano’ frente a la producción industrial”.

¿Qué pasa en Bullas? Esa pregunta la hemos oído unas cuantas veces. Una localidad de apenas 12.000 habitantes que siempre ha tenido un tejido cultural envidiable. Con artistas de todo tipo: gente involucrada en la música, la ilustración, la fotografía… Ahora además, desde 2014, tiene un festival de música, el Ruidismo, admirado con extrañeza y asombro más allá de la Región. Por lo arriesgado de su propuesta, dando cancha a géneros que no son mayoritarios (noise, shoegaze, psych, kraut, electrónica, post rock, dream pop…), por ser gratuito en su inmensa mayoría (sólo una de las quince actuaciones será de pago) y porque todo el que va, repite. El cartel de esta edición (recordamos que la cita es este sábado, 30 de septiembre) no tiene desperdicio: Pega Monstro, Svper, Kokoshca, Linda Guilala, Anntona, Papaya, Lidia Damunt, Alexanderplatz, Garaje Florida, Cineplexx, Agustín García, Marina Te Lo Pincha, Man Pop y Pecado Pixelado. También se espera a Ruidismo DJs; nombre bajo el que se esconden Luismi y Paco, los responsables de todo este milagro. Ellos son el eje principal de la Asociación Cultural Bullas Noise Pop y los que mueven los hilos pertinentes para convertir cada año a esta comarca del Noroeste en capital de la cultura y la vanguardia a nivel nacional. Dejemos que nos cuenten cómo lo hacen.

¿En qué momento se os pasa por la cabeza montar la asociación y el festival?
Alguno de nosotros estaba en un grupo y acabamos montando la asociación, precisamente, para poder desarrollar acciones como el Ruidismo. En verdad, nos pilló en un momento en el que teníamos ganas de hacer cosas y en el que la escena cultural de la zona no contemplaba propuestas similares. Una cosa llevó a la otra y en estas estamos.

¿Cómo recordáis aquella primera edición?
Pues con inmenso cariño. Nos embarcamos en la organización del festival con más ilusión que experiencia, lo que hizo que tanto el proceso como el resultado final fuese algo como muy de andar por casa. Cuando ves que, al final, has conseguido crear algo bonico y recibes el apoyo y el respaldo de la gente, eso es guay.

¿Por qué optáis por hacer un festival de género y no uno para el público masivo, de esos que están tan de moda?
Se ve que no somos modernos. Lo que pasa es que el Ruidismo juega en otra liga. Por infraestructura, por medios, por presupuestos… Pero, principalmente, porque para nosotros tiene sentido ofrecer algo diferente, algo cuidado y cercano. Nosotros somos como el “hecho a mano” frente a la “producción industrial”.

¿Por qué en Bullas?
Porque de Bullas es de donde somos, donde vivimos y porque aquí siempre se han hecho cosas muy chulas. Bullas es pueblo de festivales y siempre ha estado vinculado a la escena cultural más independiente gracias a aquel legendario Festival Independiente de Bullas, que recordamos como algo flipante. Además, es un auténtico lujo poder contar con el apoyo del ayuntamiento y de comercios del pueblo, que nos miman y apuestan por este proyecto desde hace cuatro años. Más majos…

Aunque hay una línea clara (shoegaze, dream pop, electrónica, kraut… ) parece que el festival se va abriendo cada vez más a nuevos sonidos. ¿Qué tiene que tener un grupo para tocar en el Ruidismo?
Lo que intentamos es que en el Ruidismo toquen artistas que no se hayan prodigado mucho por la Región, grupos que vayan a sacar algún trabajo por las fechas del festival, bandas que, precisamente, no hayan tocado en todos y cada uno de esos festivales masivos… En definitiva, pensamos: ¿qué grupos nos gustaría ver en un festival bonico? Et voilà!

¿Qué concierto recordáis con más cariño, de todas las ediciones?
Es que cada uno ha tenido su aquel. Pero, igual por la implicación emotiva y por la situación alrededor del concierto, el show de Iluminados en la primera edición fue algo muy grande. El grupo volvía a reunirse después de un tiempo, con motivo del 25 aniversario, y fue muy guay verlos tocar en el Ruidismo, con llenazo total. Emocionante y divertido.

¿Qué recomendáis este año (qué concierto no se puede perder la gente) por encima de todas las cosas?
Si es que el Ruidismo es un festivalico tan pequeño, tan amanoso y con una programación tan apetecible, que no es posible perderse ninguno. Es más, si te pierdes a alguno, lo sentimos por ti.

¿Estáis contentos con el cartel que ha quedado para esta edición o echáis en falta algún nombre más?
En un festival con un line-up tan limitado (en cuanto a número, claro) como este, es inevitable no echar en falta algún nombre. Pero, un año más, estamos locos de contentos con el cartel que hemos podido cerrar. Deseando ver a todos y cada uno de los artistas.

¿Qué banda o artista soñáis con traer al Ruidismo?
Pues si no contamos a los que ya han venido o vienen este año… ¡Los del cartel de la próxima edición! Al fin y al cabo, es lo que hacemos todo el rato: traer artistas que soñamos.

Ya tenéis un público fiel y conciertos o DJs desde mediodía hasta la madrugada. Esto se va haciendo grande. ¿Hay posibilidad de que el festival crezca más y acabe siendo de (al menos) dos días?
De momento somos un festival muy joven que parece que va creciendo poco a poco. Hasta ahora, el formato se ha ido adaptando, dependiendo de las necesidades e inquietudes por mejorarlo y hacer del Ruidismo un festival al que nos gustaría ir. Sobre cómo va a seguir evolucionando el formato, es algo que tendremos que esperar para ir viendo.

¿Qué objetivos tiene el festival para próximas ediciones?
Seguir mejorando. Cada edición forja un poco más la personalidad de un festival en el que intentamos apostar por las propuestas musicales y culturales más interesantes y que estas se complementen a la perfección con el entorno y los productos locales.

¿Qué pensáis sobre el boom actual de festivales? ¿Pensáis que durará mucho?
Estamos muy a favor de todo lo que sea acercar la música a la gente. El hecho de que cada vez haya más festivales implica que cada vez hay más propuestas atractivas. En una escena tan masificada, tienes que tener claro qué quieres ofrecer y cómo quieres ofrecerlo. De eso, imaginamos, dependerá que un proyecto determinado dure más o menos. Es el público el que al final decide si sí o si no.

¿Qué consejo daríais a quien lea esto y le entren ganas de montar su propio festival?
Pues que avanti tutti. Con ganas y teniendo claro lo que quieres hacer, es una putada quedarse sin saber lo que podría haber sido, ¿no?

Foto: Ana Roma
Cartel: Ana Mundana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>