Hey Hey, My My #13

Aunque le ha tirado los trastos a todo el mundo, a día de hoy Esperanza Aguirre no ha conseguido pactar con nadie para ser alcaldesa o para que, al menos, no lleguen los “soviets” a Madrid. Yo lo único que puedo ofrecerle es ser vicepresidenta, porque, como cantaban Standstill, yo soy el presidente de la escalera. Bueno, eso y esta hora de buena música, con novedades, una selección del festival Alhabama Super-Blast Parties, una muestra del homenaje a Wipers y canciones que me apetecía pinchar simplemente.

Leer la entrada completa

Hey Hey, My My #5

 

Lista de lo mejor del año, como ya sabéis, no hago, pero ya que grabo este programa casero, he aprovechado esta última entrega del año para hacer una selección desordenada y poco exhaustiva de canciones que me gustan, publicadas en 2014, que todavía no había pinchado en esta temporada. Nada estricto, sin complicaciones, simplemente discos que me he comprado o que tengo destacados en listas de Spotify, pinchados de forma aleatoria. Se quedan cosas chulas fuera, podría sonar perfectamente alguna canción de Margarita, Cabezafuego, Cherry, Joseba Irazoki Eta Lagunak, The Ships, Mourn, Futuro Terror, Ainara LeGardon, Anchord o Trastorners, pero prefiero no repetir. Seguro que también se me ha olvidado algo por no hacer un repaso más elaborado, pero tampoco importa.

Leer la entrada completa

¡Sí, te gustan los festivales! – Transtropicalia 2014

Repite con nosotros: ¡sí, te gustan los festivales, lo que pasa es que no has ido al tuyo! Olvídate de los ríos de meados remojando la tela de tus zapatillas, nada de agónicas búsquedas de tus amigos atravesando una masa amorfa de carne mientras se te va derramando la bebida que has tardado 37 minutos en conseguir. Rompe tus gafas de cerca, aquí hablamos de festivales con pocos (y buenos) grupos, escritos todos en letras grandes en el programa. Vamos a dedicar esta nueva sección a recomendar propuestas basadas en la enriquecedora experiencia de disfrutar de varias bandas en un día, o en un fin de semana, de forma acogedora y sin traumas, evitando todos esos momentos en los que vamos rebotando por las paredes de un recinto interminable como pollo sin cabeza y viendo mitades de conciertos.

  Leer la entrada completa