CRLM Office

Una web de Alfonso Zaplana Pérez.

ANIMADORA: “Un ejercicio de honestidad vehemente”

Capas, distorsión y reverb en abundancia al servicio de las atmósferas envolventes, dando forma a evocadoras canciones de shoegaze cantado en castellano. Así suena ANIMADORA, el nuevo proyecto en solitario de Andrea Podadera, del grupo de Neon October, que nos presenta a continuación.

 

 
Formas parte del grupo Neon October, con un estilo similar al de este nuevo proyecto, pero has decidido lanzarte también con esta nueva andadura en solitario. ¿Qué supone para ti Animadora personal y artísticamente en este momento?
Hacemos un estilo similar en cuanto a crear atmósfera, el rollo ensoñador… pero es más suave. ANIMADORA es un ejercicio de honestidad bastante más vehemente, más bruto, y ha salido con tintes más ‘doom’, en una línea más oscura y “agresiva”. Me apetecía probar por ahí y llevaba tiempo queriendo hacer algo diferente; algo más en sintonía con la yo del presente. Es algo que se ha ido cocinando a fuego lento durante años y que, por algún motivo, no me he atrevido a materializar antes. También por todo lo que conlleva representar y representarse en un proyecto exclusivamente propio.

 

En tu presentación en sociedad hablas de lo visceral, de la pulsión y, en definitiva, de lo necesario de hacer música. Pero a la vez mencionas la nada y la indecisión. ¿En qué momento sentiste que la barrera estaba superada?
Qué pregunta tan complicada, jajaja… La verdad que dicho así suena a contradicción enorme (que lo es), pero yo sí siento que esas palabras son compatibles las unas con las otras. Te mencionaba antes lo del ejercicio de honestidad, y al final es un poco eso: sentir “la llamada”, poner las palabras sobre el papel y echar unas cuantas vísceras en el proceso. La indecisión es una neblina que convive en mi cabeza y no paga alquiler. Ha estado bien presente todo este tiempo (hacer las canciones, publicarlas o no). Y a la nada, a pesar de ser un espacio vacío, extraño y extenso, tengo mucho que agradecerle (venció a la indecisión). Es el reseteo, el partir del punto 0.

 

El proyecto, aunque sea algo individual en lo creativo, nace con idea de llevar las canciones al directo y así será. ¿Quiénes forman tu nueva banda?
Estaría bien llevarlo al directo a lo Planning for Burial, pero está complicado y, la verdad, me gustaría aparcar por un rato la guitarra y centrarme más en la voz o darle al sinte. Así que sí, estoy buscando músicos. La idea es replicar, en la medida de lo posible, el sonido de lo que salga del estudio.

 

El debut en directo será pronto, el 5 de noviembre en el Festichachi, festival de disqueras independientes de Madrid. ¿Hay más conciertos en breve a la vista?
Alguna cosa hay, pero está por confirmar. Veremos qué sale antes de finalizar el año. Para 2023 sí que espero montar más de un bolo, la verdad.

 

De momento has publicado dos canciones en plataformas, que sirven como adelanto a un próximo EP. ¿Cuándo está previsto que se publique? ¿Recurres a la autoedición? ¿Habrá edición física?
Si te soy sincera, no tengo una fecha fijada para publicarlo, funciono con un libre albedrío acojonante. Y por ahora todo en digital. Soy pobre y no puedo costearme una edición en físico, jajaja.

 

El tuit fijado en tu cuenta de Twitter es un hilo sobre portadas de gran belleza. Una gran responsabilidad ahora que te toca a ti publicar, ¿no?
Jajajaja, esta pregunta tiene picardía. Me gusta mucho indagar, coleccionar, clasificar… el cover art de álbumes que me gustan. Pero con lo mío no sabía ni por dónde empezar. Hay varias ideas en marcha y lo voy a dejar un poco en manos de otros (una amiga, en este caso). Como no hay fecha fijada, tenemos tiempo.

 

Aunque afincada en Madrid, procedes de Málaga. El otro día, gracias a una recomendación tuya en redes sociales, descubrí a tus paisanos the only traces left of sunken ships. ¿Con qué otros grupos de una parte o de otro, o de cualquier lugar, te sientes hermanada o identificada?
TOTLOSS son geniales, vienen a Madrid el 27 de octubre, si no me equivoco. Hay que ir a verles.
En cuanto a sentirme identificada o hermanada, me es difícil responder a esto, no lo he pensado mucho. Sé hablarte de artistas o iniciativas que me gustan, o toda esa escena subyacente con géneros más como el screamo, el hardcore o el punk que se me hace más inclusiva y acogedora.
Lo que se hace en CSA Las Vegas, por ejemplo, me parece súper guay. Llevo mucho sin vivir en Málaga y, quizás es porque no estoy ahí y no me llega todo, pero tengo la sensación de que la pandemia (y otros factores) se han cargado un poco la escena local y el underground. Y CSA intenta mantenerla a flote pese a las dificultades. Sí que creo que son necesarios más espacios así, y me siento más parte de ellos que de otros. Sobre todo en mi ciudad.

 

Para acabar, ¿cuántas veces al día estás pensando en alguna canción, propia o ajena, y te dices: yo a esto le metería alguna capa más o yo a esto le ponía más reverb?
Es un pensamiento constante con composiciones propias. A veces es difícil saber cuándo parar, y te obligas. Lo que sí me pasa con canciones de otros es que las voy escuchando y, de repente, resuenan elementos en mi cabeza. Entonces entro en las notas de móvil y voy escribiendo lo que surja: letra, un riff, una melodía aleatoria… Luego intento recolocarlas para ver si tienen algún sentido. Encuentro inspiración en ellas pero no me obceco con el sonido o con detalles técnicos. No soy muy amante de la técnica en general.
Y con la reverb tengo un problema, y es que nunca me parece suficiente. Otra cosa con la que hay que obligarse a parar.

 

Categoría: Actualidad, Entrevistas
Etiquetas:

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*