CRLM Office

Una web de Alfonso Zaplana Pérez.

Mi aportación al Record Store Day Murcia 2014

Desde Supernaud, con motivo del Record Store Day Murcia, me pidieron que les contara algo sobre un disco que me haya cambiado la vida… Pues este mismo:

 

 

Mira que os gusta ponerlo complicado… Hay bastantes discos que me han “cambiado” la vida, desde “Appetite for destruction” de Guns N’ Roses a “Do you know who you are?” de Texas is the reason, pasando por “Vs” de Pearl Jam, “Scream Dracula Scream!” de Rocket from the crypt” o “Scarcity” de Xmilk, pero como hay que seleccionar tan sólo uno, diré “…And out come the wolves” de Rancid. Lo descubrí escuchando un especial sobre el Festimad de 1996 en Radio 3. En aquella época escuchar Radio 3 a algunos podía cambiarnos la vida; no tengo muy claro si hoy en día esta emisora sigue teniendo esta capacidad, habría que preguntar a las nuevas generaciones. De repente sonó “Olympia WA” y no grité “Quietoooorrrr” porque por aquel entonces Chiquito de la Calzada aún no había calado lo suficiente en mí, pero lo que pensé tuvo que ser algo muy parecido. Fue algo así como una revelación, durante esos años buscaba escuchar siempre algo que se alejara de lo más estándar, pero tampoco llegaba mucho más allá de lo más accesible y este disco fue un verdadero punto de inflexión, llegó justo en el momento adecuado. Me sirvió para, en poco tiempo, profundizar primero en toda esa generación de bandas de punk rock melódico de los 90 y después empezar a indagar en sus antecedentes, tirar hacia atrás y descubrir a Ramones o The Clash. Pero, sobre todo, me sirvió para conocer a bandas como Minor Threat o Fugazi y entrar en contacto con la escena hardcore. Fue en ese momento cuando comenzó a interesarme formar parte activa de la música, cuando empecé a organizar conciertos, a publicar fanzines, a colaborar con otras publicaciones, a girar con bandas… y tantas otras cosas que me permitieron vivir grandes experiencias sin alejarme demasiado de la música underground y del Do It Yourself. Supongo que todo esto no hubiera ocurrido sin aquel disco de Rancid como desencadenante“.

 

Categoría: Oficina colateral

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*