CRLM Office

Una web de Alfonso Zaplana Pérez.

¡Se acabó!

No, no es que vaya a cerrar el blog. De hecho, hace un par de días que renové el dominio un año más. Pero, aprovechando el final de temporada de nuestro programa de radio, Tímpanos y Luciérnagas, y que realmente lo tengo en stand by desde hace tres meses, desde el día que decidí tomarme un descanso en mi colaboración semanal con La Tribuna del Noroeste (en principio iba a ser de un mes, pero al final se ha alargado… y lo que queda), voy a hacer un pequeño alto en el camino en esto del amor al arte, por lo menos hasta que acabe el verano. Y probablemente, ya de paso, también en el uso de redes sociales, que tampoco viene mal.

 

Bueno, que lo mismo, como esto es algo libre, independiente y sin imposición alguna, dejo caer algo de forma puntual durante este tiempo, si me apetece y se me ocurre algo que escribir en El Noroeste, si hacemos algún especial veraniego de Tímpanos y Luciérnagas o sobre el Foro Decyde, que se celebra en Murcia en octubre y me he comprometido a echar un cable en su blog.

 

Me despido enlazando la lista de canciones que pinché anoche en el Trémolo Bar de Murcia, en la fiesta de despedida del programa de radio, que terminé con el clásico de María Jiménez que da título a este post.

 

 

Este fue el listado de canciones:
 
PRIMER BLOQUE
1. Beach Beach “Plants”
2. Ted Leo & The Pharmacists “Me and Mia”
3. Boss Martians “Hey Hey Yeah Yeah”
4. Comet Gain “The Weekend Dreams”
5. The Hives “Main Offender”
6. Atom Rhumba “Gone”
7. Tokyo Sex Destruction “Yesterday’s gone”
8. Retisonic “Caught in the lights”
9. The (International) Noise Conspiracy “Airports”
10. Los Fusibles “Whisky”
 
SEGUNDO BLOQUE
11. Marvin Gaye “Hitch hike”
12. Bow Wow Wow “Chihuaua”
13. Blondie “Heart of Glass”
14. Los Romeos “Muérdeme”
15. The Nerves “When You Find Out”
16. Rocky Sharpe & The Replays “Rama Lama Ding Dong”
17. The Jackson 5 “The Love You Save”
18. Kool & The Gang “Higher Plane”
19. Los Bravos “Bring a Little Lovin”
20. The Boys “First Time”
 
BLOQUE FINAL
21. Laín “A-rri-qui-taun”
22. Sabrina “Boys”
23. Los Manolos “Amigos para siempre”
24. Raffaella Carrá “Rumore”
25. María Jiménez “Se acabó″

“¡Me estáis estresando!”, para La Tribuna del Noroeste

Artículo publicado el 9 de noviembre de 2012 en La Tribuna del Noroeste:
 

 

Vale, sí, soy un hombre tranquilo. Pero de vez en cuando hasta a alguien como yo, que vive el día a día con pachorra, le puede pasar como a aquel del anuncio de ron Malibú. En estos tiempos de sobredosis de información, en los que las redes sociales se han incrustado en nuestras vidas, recibimos tantos “impactos” que, si en vez de ser como aquel conductor de autobuses caribeño uno se tomara la vida un poco más en serio, acabaría imitando a Fernando Fernán Gómez día sí, día no.

 

Claro, que habrá quien diga que esto tiene una solución tan fácil como no conectarse a Facebook o a Twitter y tiene toda la razón del mundo. Pero también es cierto que se han convertido en una herramienta necesaria tanto en el ámbito profesional como a veces en el personal. Vamos, lo que viene siendo una relación amor-odio de toda la vida.

 

No queda otra, si uno quiere estar al día en lo relativo a la música, por ejemplo, que de eso se supone que se habla aquí, tiene que bucear entre un número desproporcionado de opiniones, desconcertantes exposiciones de la vida privada y otra serie de elementos que sólo ayudan a descentrarnos y a alargar los periodos que pasamos frente al ordenador (o peor aún, con el smartphone en la mano) sin sacarle partido realmente a ese tiempo.

 

Así que me estreso. Me estreso cuando los festivales anuncian sus confirmaciones con cuentagotas, porque en apenas unos minutos todo se satura con la misma historia una y otra vez y se agradecería que se hiciera de forma menos dispersa. Me estreso cuando llega noviembre y ya se empieza a hablar de las listas de “los mejores” del año, porque en dos meses da tiempo a que pasen muchas cosas más, porque sé que hay muchas cosas que se me están escapando y porque sigue sin haber una “tregua” de lanzamientos discográficos (como pedía con muy buen criterio hace unos años Darío Manrique en una entrada de su ahora inactivo blog). Últimamente me estreso hasta cuando leo la palabra crowdfunding. ¿Qué me decís del crowdfunding? De repente parece que todo el mundo quiere sacar un disco mediante financiación colectiva, desde la famosa de turno, como es el caso de Soraya Arnelas, hasta el grupo que prácticamente acaba de empezar.

 

Me estreso, de modo que cada cierto tiempo toca desconectar, tirarse un rato en el sofá y pegarse una atracón de películas o de capítulos de alguna serie. Entonces, sin que uno se lo espere, en un episodio de una de esas series suena una canción que no conoces y te deja loco: “He venido” de Los Zafiros, un grupo cubano de los 60. Y en ese momento es cuando te preguntas: con toda la mierda que compartimos en la red cada día, ¿por qué a nadie se le ha ocurrido nunca hablarme de este grupo y de esta canción concretamente y la he tenido que descubrir viendo Breaking Bad?

 


 

“Nunca subestimes a Murphy”, para La Tribuna del Noroeste

Artículo publicado el 2 de noviembre de 2012 en La Tribuna del Noroeste:

 

Sábado por la tarde. Todo en calma en la oficina: el estómago lleno tras degustar una comida digna de fotografiar y publicar en Instagram… si no odiara el invento de marras; el ansia calmada después de una sesión de varios capítulos seguidos de la serie de turno; y sin la tentación de ocupar la tarde viendo chorradas en Youtube gracias al visionado en las noticias de una pelea a puñetazo limpio entre Bob Esponja y Hello Kitty en la Puerta del Sol. En mi mente, sólo una idea, escuchar “Psychedelic Pill”, el segundo disco que publica Neil Young este año tras reunirse con sus Crazy Horse. O al menos la canción de 27 minutos que lo abre. Ingenuo de mí, no tuve en cuenta una variable fundamental: ¡La Ley de Murphy!

 

Unas horas antes me jactaba en las redes sociales de no recordar quién es Juan Magán y justo en el momento de sentarme frente al ordenador a escuchar al maestro mi tranquilidad se vio interrumpida por un desfile de gente disfrazada que pasaba por la misma puerta de mi casa. La música de la comparsa sonaba a un volumen tan atronador que hacía temblar hasta los cristales de las ventanas. En ese preciso instante, una canción un tanto sospechosa. – No puede ser – me dije, mientras le daba a buscar en Shazam-. Pero sí, como os podéis imaginar, aquella canción que sonaba era de Juan Magán… “Bailando por ahí” concretamente. Luego fueron cayendo uno tras otro los más destacados éxitos de reggaeton y electro latino del momento. Con ayuda del smartphone fui distinguiendo algunos de ellos: “Soy una taza”, “La noche pide fiesta”, “Danza Kuduro”… y por supuesto, las del omnipresente Pitbull y sus múltiples colaboraciones. Porque a Pitbull se ve que lo tienen encerrado en algún estudio de Miami como al tarado de Pulp Fiction y lo van sacando para colaborar en todos los discos que graban.

 

La cuestión es que al final no pude escuchar el disco de Neil Young. Pero bueno, lo intentaré de nuevo en otra ocasión, no es eso lo que más me preocupa: lo peor de todo es que nadie se dignó a pinchar el “Gangnam Style” de PSY y me quedé sin darme el gustazo de ver toda una calle repleta de gente disfrazada haciendo el baile del caballo. Con lo que hubiera triunfado eso colgado en Youtube…