¡Pájaro presidente!

Lo gritaría en su presencia. Él se reiría y pediría otra caña. O se enchufaría un cigarro. Quizá lo colocaría un momento en el clavijero de su guitarra mientras la templa, quizá no. Seguro que encontraría un giro con tintes cómicos para tan solemne y etílica proclamación. Andrés Herrera ‘Pájaro’ debería presidir algo, una república federal, alguna nación de naciones, el desierto de Tabernas, la comunidad en la que vive o su bar de cabecera. Algo. 

Si Donald puede, Andrés debe; si Mariano cuela, Andrés más; si Susana lo hace, Andrés lo haría mejor. O peor aún, pero con arte. Vivimos en la época del plástico y necesitamos héroes de madera noble, la que sirve para hacer la mejor música. “Pájaro” es su apodo y el nombre de su banda, que también está hecha de buena madera y preside muchos de nuestros ratos de evasión. Encima del escenario manda el crujido de sus válvulas, mezclado con retazos de esa literatura musical que los leídos le niegan al viejo Dylan, ruido evocador de la Sevilla inquieta buscadora de armonías de oro. A través de Pájaro llegas a muchos sitios, Silvio te abre la puerta con la copa en la mano al grito de “¡avanti con la guaracha!”, te pasea por una película de celuloide gastado con banda sonora de Manuel de Falla, Dogo, sus Mercenarios, los Saxos del Averno, Smash, Carosone, El Twanguero, Buscaglione, Veneno, Morricone e incluso la Banda del Cristo de las Tres Caídas de Tríana. ¡Vade retro, capillitas!, los verdaderos apóstoles paganos de la semana santa ya están elegidos. ¡Cómo no van a presidir algo!

El mundo ya se ha derrumbado, nos ha pillado en la red social de turno, una notificación nos lo confirmará. El apocalipsis ya ocurrió y a Pájaro le pilló tocando en un teatro construido con el humo de sus propios cigarros. No paran de fumar y trenzar instrumentos, han matado al ángel y no tienen tiempo para la redención. Su éxito es relativo, menor de lo deseado por su militancia fiel. La banca no perdona, siempre gana, y hay que tocar. Por mí que no paren nunca, menos aún ahora que vienen a mi ciudad con banda, por primera vez, con lo que cuesta hacer eso en los tiempos que corren. Presidirán el escenario del Teatro Circo, desde el que lo verán todo sabiendo que tú también vendrás.  

 Presidir es, entre otras acepciones, destacar en lo que haces. Andrés Herrera preside sin ensuciar su música con política, pero guiñándole el ojo al pensamiento crítico desde el escenario, sin perder el humor, mientras afina. No queremos más políticos. Queremos héroes de madera noble, flotar en la ensoñación eterna del desierto cinematográfico, tan vacío de obstáculos y lleno de referencias a la vez. Pájaro es la banda que te lleva a ese lugar por el camino más largo, pasan de las autopistas de peaje, hay mucho que ver hasta llegar al destino. Y parar en el bar. 

 Pájaro llega a la ciudad presentando ‘He matado el ángel’, un disco que comienza con un apocalipsis presidido por una corneta. El apocalipsis como principio, curiosa paradoja, me la quedo. 

———————————————-

PÁJARO + VENCEJO

JUEVES 10 DE NOVIEMBRE

TEATRO CIRCO DE MURCIA, 21:00 h

Entradas aquí 

T&L 65 – ‘Diario de la turné, capítulo 6: Cabecica y cabezón, piludos de profesión’

Una sofocante tarde de verano en Murcia. El bar que acoge las mejores sesiones en vinilo de rock´n roll y derivados en la ciudad. Un propietario Wakamolo y un reverendo pinchadiscos, más conocidos como ‘Cabecica y Cabezón’ y ahora como Galleta Piluda. Quintos frescos preparados. Buen sonido y los instrumentos justos para que la cosa funcione. Todo listo para nuestra primera vez, una experiencia iniciática de radiodifusión desde la barra de un bar, literalmente. Nos colocamos a lo largo de la etílica estancia dispuestos a festejar la música en formato veraniego. Hablamos de Bruno Lomas, del duelo de fans de los grupos de los 60 en Valencia. Se escuchan cumbias, pedorretas, música en directo, historias de rumberos que acaban a navajazos. Fantaseamos con los Rolling Stones jubilándose en Benidorm y sobre las barcas sin dueño que reposan en el Mar Menor, nos acordamos de los grupos sixties de Vistabella, comentamos las grabaciones de Jack “Guay”, probamos con rimas locas, homenajeamos a Gerry Goffin y bordamos uno de los mejores programas de la temporada. El mérito, como siempre, de los invitados. Bueno, y un poco nuestro también…

Leer la entrada completa

T&L 3 – ‘Ole papa’



Es temporada de buenos conciertos en nuestra región, y fuera de la misma, algo que se repite año tras año: llega el mes de octubre y las agendas empiezan a saturarse, extendiéndose la buena racha durante todo el mes de noviembre y hasta diciembre incluso. Dedicamos pues, nuestro primer programa a repasar los más próximos en el tiempo y a reconocer la labor de todos los que hacen posible, a través de la producción, la realización de los conciertos y la comodidad de los artistas. Lo hacemos acompañados en el estudio de uno de los mejores por estos lares, Rafa Gómez de Silbato Producciones. No es casualidad que él sea nuestro invitado, ni que le recibiéramos precisamente con la canción que se ha convertido en uno de sus gritos de guerra, el primer single de la carrera en solitario del gran Josele Santiago. Entonemos un gran “Ole Papa” por los currantes de la música,.

Leer la entrada completa

Reportaje sonoro 1 – ‘Pájaro y Santa Leone’

 

Con la prueba de sonido recién terminada y muchos kilómetros a la espalda desde Sevilla nos recibió, con la sonrisa puesta, Andrés Herrera ‘Pájaro‘. En el murciano café Zalacaín, acompañado por su “hermano elegido” Raúl Fernández, nos regaló un buen rato de su tiempo. Lo que allí se habló acerca de la vida en general y de la música en particular, acompañado por unas cuantas canciones de Pájaro, la banda, se ha convertido en este primer reportaje de Tímpanos y Luciérnagas. Su disco, ‘Santa Leone’, cabalga firme como uno de los mejores del año en nuestro país y nos sumerge en un recorrido musical que va desde Triana al Mississippi, pasando por Italia.

Leer la entrada completa