T&L 78 – ‘Keith Richards For President! Especial Rolling Stones’

 

De primeras, convenimos que por nuestra zona a los Stones se les llama los Rolling. Y, con cierto retraso por cuestiones técnicas, comenzamos el programa especial sobre los ingleses que más canciones y titulares han regalado al mundo de la música. Al mundo en general.

Cambiamos la ubicación de nuestra mesa de operaciones con respecto a otras visitas al lugar, casi talismán, que más veces ha acogido nuestra itinerancia: la tienda de bicicletas Bicio Urbano. La nueva ubicación en este espacio que ya es familiar para nosotros nos sienta bien, estamos a gusto, la gente nos ve y nosotros a ellos, no estamos apretados. Y tenemos un grifo de cerveza artesanal Guimo’s a nuestro lado que no para de disparar cañas frescas a todo el que se acerca motivado por la radio, intrigado por el grifo, dispuesto a saborear la experiencia completa. Tenemos a Juan (Antonio Ross) y a Javier (García) completando con sabiduría cualquier laguna que Víctor, Alfonso o yo pudiéramos tener sobre nuestro tema de hoy, ilustrando. Y ofreciendo al público una copia de ‘Sticky Fingers’ en la que se puede bajar y subir la famosa cremallera de Warhol. Hay material. 

El tema son los Rolling Stones, por si os despistáis. Podría haber sido otro, pero es éste el que hemos elegido, el que nos gusta, el que decidimos hace meses en una conversación distendida y trufada de coñas e interesantes datos sobre esta banda eterna. Todos intentamos ser originales y entretenidos. Queremos hacer radio, no sucedáneos, y eso implica aportar una visión conjunta propia sobre una historia muy trillada. Creo que lo conseguimos, los invitados estuvieron muy bien y no paraban de lanzar discos a Domingo Nosurf, que los restaba con más discos y datos, sin pestañear y con gorra ocasional de ciclista del KAS. Sonaron canciones curiosas, lo estrictamente musical también va a funcionar esta vez para los que escuchan estas cosas que hacemos. Estas cosas se llaman radio, se estructuran en programas y al final de algunos, como éste, toca el Mena. En este caso se marcó una versión de ‘No Expectations’ y otra coral del ‘Dead Flowers’, con Juan, Javier (y un servidor) a los coros y con el mejor anfitrión que tenemos, Paco, a la armónica. Por cierto, que Paco también nos condujo por el universo ligado a Jamaica del simpar Keith Richards, al que reivindicó como presidente de lo que sea. Así que, “Keith Richards For President!”.

Leer la entrada completa

T&L 72 – ‘Vinos y vinilos: Las aventuras de Charlie Mysterio en La Postiza’

El día después, por Belén Conesa

 Hace unos meses, tras compartir una de las sugerentes nuevas canciones que nos ha ido mostrando Charlie Mysterio durante el 2014 bajo el paraguas de culto de Los Caramelos, mi amiga Belén me contaba que conocía al artífice de esa música. Cosas de la vida. Belén es una mujer inquieta, formada y sin poses que ha puesto en marcha recientemente un proyecto consistente en alojar durante periodos de tiempo concreto a los artistas de todo el mundo que así lo soliciten. El concepto de “residencia artística” es algo de lo que yo había oído hablar y que, aunque requiere una explicación, en unos minutos se entiende fácil, basta con preguntar. Quizá está más extendido en otros lugares y no tanto por estos lares. Sobre el terreno, La Postiza es, básicamente, una casa en la huerta con varios rincones cuyos responsables han ido (y siguen) adaptando con una finalidad principal: generar espacios para el intercambio cultural, sin más… ni menos. Esto conlleva un esforzado proceso, además de un riesgo, un gasto, mucha ilusión y unas dosis de albañilería, entre otros oficios que se aprenden por el camino.

Las andanzas de Charlie Mysterio se cruzaron finalmente con La Postiza tras un fluido intercambio de cordiales correos electrónicos. Por ahí me colé yo en la historia a petición de Belén, para ayudar. Los Caramelos querían venir a tocar porque les apetecía, con la condición de que la entrada (y la salida, ojo) fuera libre. Ellos se encargaban de traer el equipo de sonido para el concierto y nosotros montábamos todo lo necesario para hacer una fiesta, incluyendo radio en directo, la infraestructura necesaria para el avituallamiento y también la posterior pinchada.

Leer la entrada completa