Me llamaban Coyote – ‘Gigi (1958) en París y en mi revistero: the night they invented champagne’

Gigi me mira mientras escribo estas líneas. Aparto la vista del ordenador y Leslie Caron me guiña el ojo desde un revistero regalo de cumpleaños: mi cartel de cine favorito y también mi musical, obra del productor Arthur Freed (el visionario detrás de Cantando bajo la Lluvia, Brigadoon, Un americano en París, Cita en St. Louis) y del director Minnelli, que entre otras había trabajado con el primero en Cita en St. Louis. A Minnelli tanto le daba el musical (El Pirata, Yolanda y el ladrón…) como la comedia (El padre de la novia…) o el melodrama (Cautivos del mal, Como un torrente…).

En Cita en St. Louis conoció a la que fuera por un tiempo su esposa, Judy Garland, con la que tuvo a Liza Minnelli, actriz y cantante (Cabaret, New York New York…). Las andanzas del trío. O de madre e hija, darían para otro post. Uno rosa, de esa sección que nos hurtan en Tímpanos y Luciérnagas.

A Gigi (1958) vuelvo y revuelvo, que cantaba Calamaro, un par de veces al año. Me conquista desde ese comienzo en un parque parisino en el que Maurice Chevalier canta con su aire de vividor Thank heaven for little girls y vemos a Leslie Caron vestida de colegiala (se barajó para el papel de Gigi a Audrey Hepburn) hasta la misma Gigi, vestida de princesa cenicienta por una noche en Maxim, que en su habitación canta solitaria Say a prayer for me tonight. En verdad canta por ella Betty Wand (aunque no en la canción al final del post).

Leer la entrada completa

T&L 44 – ‘Aaargb!’

 

“Radiar en tiempos revueltos”, es lo que enunciaba una de las promos que emitíamos la pasada semana en el programa. Y qué razón tenía, sobre todo esta semana que ha culminado con el borrado accidental de la entrada que estábamos preparando para el blog. Esto ha sido posterior al retraso de un día en la publicación del programa, de dos en la actualización del blog… Pero que no cunda el pánico, que el disfrute lo llevamos en el cuerpo como todas las semanas y esperamos contagiarlo sin que pierda intensidad alguna. Estamos todos, como siempre, aplicando ritmos tranquilos al frenético caos vital de los tiempos que corren, recomendando sellos discográficos coherentes contra la marea de confusión de la industria musical, saboreando al mejor grupo del mundo de esta semana, gozando de placeres cinematográficos nada culpables o lanzando versiones sin complejos de clásicos del rock. Hay un poco de todo por nuestra parte, como (perdón por la pedantería) redundantes adalides del disfrute que somos.  Incluso hemos podido culminar esta espiral de exaltación de la música y la amistad con la visita de nuestro buen amigo Juan Fran Jiménez, un tipo listo y “disfrutador”. También creador de una empresa cuyo ingenioso nombre bien nos sirve de grito de guerra, de expresión de desahogo: ‘Aaargb!’ Su trabajo se ha visto ligado, en ocasiones, también a lo musical con proyectos bien culminados como el de la aplicación de móvil oficial de los míticos The Doors. De todo eso no nos habla en el programa porque hablamos de alguien poco dado al autobombo, pero sí aprovechó para vacilarnos de su reciente viaje al festival ATP comisariado por Mogwai, y lo hizo con una locuacidad propia de un comisario de esos. Además nos recomendó la música de un nuevo sello de un colega, Zozaya Records. Total, que echamos un rato estupendo y esperamos haber sabido trasladaros ese disfrute.


Leer la entrada completa