Dilemas melómanos – Ty Segall, JC Satán, Biznaga y que arda Madrid

Ya sabéis lo que nos gusta montarnos dilemas, incluso gozarlos. Porque es motivo de gozo el tener que decidir, ya que implica conocer las opciones y tener la posibilidad de disfrutar lo elegido. Hablamos, como siempre, de música. En este caso de una noche de canciones afiladas, urgentes, con dientes y ojos enrojecidos. Hablamos, en definitiva, de rock, del que se dice que está ya todo inventado pero que admite muy bien el intercambio de fluidos con otros géneros. Como todo, hay que hacerlo bien y lo que acaba importando es la intensidad que le apliques a unas canciones que, claro, tienen que ser buenas. El viernes 24 de octubre en la sala But de Madrid vamos a ir sobrados de intensidades de diversa procedencia y potente efecto catalizador. Así que, dilema en lo musical ninguno, en todo caso organizativo y de gestión de la pasta, que escasea, si no te pilla en Madrid. En cualquier caso nuestra decisión ha sido un sí rotundo.

Ty Segall en directo. Foto de Nova.ie


La alarma nos saltó en la redacción cuando nos enteramos de que el californiano Ty Segall venía de visita por Europa y tenía el valor de hacer unas paradas en nuestro maltrecho país. Se le agradece por anticipado el detalle de reservarse unas fechas para hacernos olvidar a guitarrazos las miserias cotidianas. Yo me agarré a su música con más fuerza cuando Jay Reatard nos dejó huérfanos, pero lo cierto es que Ty llevaba ya un tiempo haciendo ruido cuando el de Memphis pasó a mejor vida. En cualquier caso, me gusta pensar en que uno recogió el testigo saturado e intenso del otro, quizá añadiéndole algo más de espíritu garajero y una buena dosis de psicodelia, que al fin y al cabo nuestro protagonista es de la Costa Oeste. Aún bastante joven, lleva muchos discos, dos o tres por año desde el 2008, se ha ido puliendo pero no domesticando y sus colaboradores (Mikal Cronin o Tim Presley de White Fence…) van sobrados de talento y funcionan muy bien en solitario, configurando en nuestra cabeza una idea feliz de la forma en la que se está tratando el rock por aquellas latitudes, siempre fértiles. Ty Segall daría para estar un rato más escribiendo, pero esto es un artículo compartido, así que los que ya conozcáis a este prolífico artista os recomendamos su estupendo último disco, ‘Manipulator’. A los que no sepáis nada de él, os recomendamos lo mismo, pero además os animamos a que después hagáis una retrospectiva de su discografía y de sus múltiples bandas que os va a merecer mucho la pena. Lo mismo dentro de un tiempo nos animamos a hacer un repaso en esta web. 

Leer la entrada completa

Dilemas melómanos – Los Supersuckers y el cartel de Ramón

Hace algunas semanas, durante el sofocante retorno a la ciudad de Murcia después de un refrescante paréntesis playero, los más observadores en materia musical pudieron tomar nota de algo curioso. Las calles estaban empapeladas de carteles sobre algo que a primera vista parecía interesante: una foto de concierto en tonos negros y rojizos, tomada como en contrapicado y dejando a la vista los tatuajes del “artista” en cuestión. El truco funcionaba, porque uno, de vocación rockera, se quedaba mirando al instante: ¿Eran Social Distortion? ¿Quizá aquellos Lords Of Altamont que alguna vez lo petaron en Cartagena? ¿Un buen concierto de rock de verdad programado en la Feria de Murcia? Pues no, ni un pájaro ni un avión, era el puto Melendi bañado en una cutre capa de rock, jugando al engaño en que está basada su carrera, fotografíado sin que apenas se apreciase el ridículo alisado japonés que sustituyó a las rastas y que precederá a cualquier giro de imagen y estilo musical que dicten sus asesores. El bueno de Ramón, el equivalente musical a la expresión popular “oro del que cagó el moro”.


Leer la entrada completa

Dilemas melómanos – ‘James Hunter y todos sus compañeros’

Esta camaleónica sección la voy a plantear esta semana a toro pasado. Sí, lo he decidido, la ocasión lo merece después de una semana poco saludable para los melómanos indecisos. Por poner algunos ejemplos ya mencionados en este nuestro blog, el jueves coincidía el River Sounds con la presentación del colectivo SPVPV, el viernes la puesta de largo en directo del nuevo disco de Perro con el nuevo número del fanzine literario ‘Manifiesto Azul’. Todas estas propuestas vinieron aderezadas o directamente protagonizadas por la música, de grupos locales o procedentes de otros lugares de nuestro país. Y eso que, acotando, nosotros teníamos nuestras preferencias (u obligaciones), pero atendiendo a la agenda de forma estricta y sin filtro las propuestas se multiplicaban hasta la locura.

Por encima de todas, o al menos bien subrayada como “imperdible”, estaba la del sábado en Cartagena. Por fin he podido cumplir mi cita anual con su Festival de Jazz que-no-es-de-jazz-pero-que-trae-conciertos-muy-buenos. En este caso repetíamos experiencia con el particular soulman británico James Hunter y su infalible banda. Ha tardado cinco años en sacar disco desde su anterior y aclamado ‘The Hard Way’, un periodo en el que le ha dado tiempo a superar desgracias personales como el fallecimiento de su mujer, darle a sus compañeros el merecido reconocimiento como banda (ahora se presentan como The James Hunter Six) y, sobre todo, componer lentamente y sin prisa alguna cada una de las piezas con las que ha construido su estupendo nuevo disco, ilustrativamente denominado ‘Minute by Minute’. Lo grabó por primera vez en Estados Unidos, concretamente en el estudio que tiene en Los Ángeles el capo de Daptone Records, Gabriel Roth. Todo suma y, claro, genera expectativas. La última vez que lo vi me gustó, pero menos de lo esperado, en esta ocasión el resultado ha sido, a mi juicio, una auténtica lección de comportamiento y talento bien enfocado sobre un escenario.

Leer la entrada completa

Dilemas melómanos – The Dictators, New York City, el Manitoba y el TNT de Cox


Los fugaces encuentros con músicos que admiramos también son historia del rock, al menos de nuestra historia del rock particular. No hay que ser una estrella para llevar una vida acorde a nuestros gustos musicales que, no nos engañemos, muchas veces generan costumbres bastante alejadas de lo que suele recomendar el médico. En ello estábamos cuando en el 2008 (atención, batallita) conseguimos reunir unos euros y sumarlos a esas pagas extras de las que todavía disfrutábamos algunos en los veranos de la España pre-crisis. En mi caso esos euros, inicialmente reunidos para operarme la vista, fueron destinados a una de mis ilusiones viajeras ¿Correr el maratón de New York? Ni hablar: más bien pasearme por el mismo New York que Thurston Moore, Joey Ramone, Johnny Thunders… y así hasta una lista interminable de lugares y personajes en la que, por supuesto, figuraría ‘Handsome Dick Manitoba’ Os podréis imaginar que aún conservo mis dioptrías intactas, pero también muchos buenos recuerdos de la Gran Manzana y de sus bares, entre ellos el ‘Manitoba’, regentado por el citado cantante de los Dictators.

Ahora vienen a España, y pasan por Murcia este viernes 18, lo que hace que muchos recuerdos de lo acontecido en ese bar vengan a mi memoria. Allí nos encontramos, bien colocada junto a otras, la famosa foto hecha por Godlis del joven ‘Handsome Dick’ de espaldas y muy bien acompañado por su novia Jody en la puerta del CBGB, todo un icono gráfico de la época. Lo mismo es una copia igual a la que podemos tener cualquiera en nuestra casa, pero para mí era la original y tampoco me interesó preguntar. En su contexto adecuado todo parece más real, como las decenas de fotos que acompañaban a esta que comentaba, la máquina de discos tremendos a la que no paramos de echarle monedas, la barra por la que no pararon de circular los tequilas… En definitiva, la sensación estar tomándotelas en un lugar atemporal, de una ciudad idealizada, en el sitio adecuado.

Y allí en la puerta, sentado tranquilamente, nos encontramos también al dueño del garito saludándonos como si fuéramos parroquianos habituales, apretando la mano con fuerza (nunca le déis la “manopollo” en plan flojeras a la gente, por favor, que está muy feo). Él sí que es un icono auténtico, el cantante de los Dictators nada menos, un auténtico fucker del rock´n roll. O así lo vemos desde fuera aunque a él seguramente se la sude, o no. Estaba tomando el fresco en su bar, su “casa”, y le preocupaba más el hecho de que dos etílicos amigos de los que nos acompañaban estuvieran jugando a darse guantazos en la puerta (no se aceptan preguntas). Con una sonrisa y un “take it easy” se acabó el juego, muchachos, que aquí se viene a escuchar rock´n roll y a beber sin filtro, pero de forma pacífica. Lo que llamaba la atención de todo esto es la sencillez de la estampa, la mugre adecuada que decoraba el garito, la actitud directa y sin aspavientos del anfitrión. Todo eso, desde entonces, no puedo dejar de extrapolarlo a la música de los Dictators, me encaja. Rock crudo y sin tonterías, directo al mentón y precursor del punk sin pretenderlo.

Y ojo, que el guitarrista Ross ‘The Boss’ es igual en esto del colegueo de bar por lo que nos cuenta CASCALES, o al menos eso le parece. Se cruzó con él en el mítico TNT Blues de Cox y se animó también a saludarlo como un tío bien educado que es. Nos apunta que tenía una verruga en el sobaco aunque eso no le impidió acercarse, por lo visto la protuberancia aparecía cada vez que el hombre se hacía un “punteaco”. Esa anécdota y la cercanía que demostró el músico con nuestro ilustrador de cabecera le ha inspirado este dibujo exclusivo dedicado al asunto.

Por todo eso, que al final será lo de menos para vosotros, y por ser una de las bandas de rock´n roll que más culos han pateado por todo el planeta con su música, merece la pena acercarse a ver a los Dictators en su formato con la coletilla “NYC”, porque el nombre original y los derechos del mismo se los llevó el ausente bajista y compositor de muchas de las canciones, Andy Shernoff. Pese a las bajas, tres de los Dictators “originales” estarán en esta gira demostrando que son unos auténticos animales de escenario. Nosotros iremos al concierto que darán en Murcia, mañana, en el casi recién estrenado Garaje Beat Club. Otra semana en la que lo tenemos fácil con nuestro dilema melómano, solucionado…

THE DICTATORS NYC + LA CRIPTA

VIERNES 18 DE OCTUBRE 22:00 H

GARAJE BEAT CLUB, MURCIA 15/18 €

+ info aquí

Dilemas melómanos – 13/09/2013, Los Enemigos vs Javier Escovedo

La melomanía galopante tiene sus ventajas, en términos de disfrute te hace estar bien informado de lo que ocurre en tu radio de acción, mantenerte alerta sobre aquello que te gusta y además descubrir cosas nuevas sobre la marcha. Pero también genera ciertos dilemas cotidianos, entre los que hay uno bastante temible al menos para mí: las coincidencias de bolos que te interesa mucho saborear, aquellos a los que les tienes muchas ganas. Cuando le presentas el dilema a (casi) cualquier persona ajena a tu adicción te miran con cara rara, “como si no hubiera cosas más importantes de las que preocuparse”.

Leer la entrada completa