Juan Estereotipo & The Malajes

Finales de los 70’. El underground vive su época de esplendor. La contracultura reina en las calles. Y la música no es una excepción. Los grupos aparecen por generación espontánea. Uno de ellos es Juan Estereotipo & The Malajes. Su primer single, V (1977), suena por la mayoría de radios pirata. La leyenda acaba de empezar.
La banda aprovecha el momento y con las ventas de los singles compra una Ebro Siata que les llevará a tocar por los peores antros del planeta. Una gira que termina con la primera ruptura del grupo, provocada por los constantes problemas de Estereotipo con el alcohol, la heroína y su divismo.
Sin embargo, las facturas apremian y poco tiempo después The Malajes le perdonan. Y se vuelven a reunir, esta vez en el estudio, para grabar su primer LP: ¡Hola! (1978). El disco sorprende: alejado del sonido garaje de su primer single, V, resulta un fracaso estrepitoso. Tanto, que hoy en día es imposible encontrar ningún ejemplar.
Contra toda lógica, Juan Estereotipo cree en su trabajo y durante 1979 se dedica a promocionarlo con actuaciones por todo el país. Incluidos geriátricos, cárceles y plazas de pueblo. Pero es inútil. Y peligroso. La reacción del público a su atrevido espectáculo más de una vez supone una seria amenaza para su integridad física.
Derrotado, Estereotipo se declara “un incomprensivo”. Y la caída libre a los infiernos es inevitable. Sus excesos con las drogas acaban pasándole factura. Las malas noticias se suceden: peleas, escándalo público, intentos de suicidio…  1980 a punto está de acabar con él.
Pero el milagro se produce (algunas fuentes lo relacionan con la entrada en su vida de una atractiva azafata de un bingo muy conocido en Oviedo) y a principios de 1981 ingresa en una clínica de desintoxicación y consigue salir de la heroína.
Renovado, por no decir resucitado, reúne de nuevo a The Malajes y graba el single Sangre en las venas (1981). El disco pasa desapercibido, pero la vuelta a los escenarios hace que Estereotipo vuelva a creer en su música y promete un segundo LP. “El definitivo”.
Juan deja los escenarios y se encierra en el estudio a preparar su gran disco. Un disco que jamás llega a terminar. El miedo al fracaso provocado por su anterior LP le sumerge en la búsqueda de un sonido imposible de conseguir.
A finales de 1982, The Malajes se cansan de esperarle y comunican oficialmente su disolución. Poco tiempo después Juan Estereotipo desaparece del mapa. Sin hacer ruido. Sin dejar rastro. A día de hoy ni siquiera se sabe si sigue con vida.
Su legado se reduce a una recopilación, la Antolorgía, de cinco de sus mejores fracasos: Lulú (la princesa del glamour), y ¡Hola!, las dos únicas canciones que se conservan de su fallido primer LP con el mismo nombre; V y Gilda “La Traviesa”, cara A y B de su primer single; y Sangre en las venas, segundo y último single, y cuya cara B no se conserva.
Además, la Antolorgía incluye tres demos de lo que podrían ser canciones para su segundo LP, Estereocabaret, Mi mono y yo, y Roxy, todas ellas grabadas en 1982. De momento, estas ocho canciones son todo lo que nos queda de Juan Estereotipo, “el Príncipe de los Farsantes”, & The Malajes, su eterna banda de trotamúsicos.

Componentes:
Juan Estereotipo (Alberto Manzano Ruiz)
George Disperse (Jorge Valdano Ugarte)
Jose Pandereta (Jose Troncoso López)
Jisius Vicius (Jesús Mateos Fuentetaja)
Mike Baketas (Miguel Uribe Ortega)
El Loza (Javier Lozano López)
Iván Trompeta (Iván del Castillo Casado)

Twitter: @juanestereotipo

Página de Facebook: www.facebook.com/pages/Juan-Estereotipo-The-Malajes/178202425548370

Myspace: http://www.myspace.com/juanestereotipo

 

Sangre en la venas by Juan Estereotipo & The Malajes

 
¡Hola! by Juan Estereotipo & The Malajes

 

Comments are closed.