CRLM Office

Una web de Alfonso Zaplana Pérez.

El movimiento se demuestra andando

Últimamente me viene a la cabeza con bastante frecuencia este dicho popular atribuido a Diógenes. Sí, “el del síndrome”, que al contrario de lo que uno pueda imaginar, tuvo que ser un buen tipo. Este filósofo griego abogaba por desprenderse de sus pertenencias (que lo mío con los discos es otro tema, que os veo venir) y, aquí me toca la fibra, por despreciar los usos y convencionalismos sociales, que consideraba banales.

 

En estos tiempos de sobreinformación, de marketing desquiciado y de precipitación generalizada, en los que las redes sociales se han apoderado de todo y el crowdfunding ha pasado de ser un recurso alternativo a ser algo prácticamente institucionalizado, me resulta imposible no acordarme continuamente de este refrán cuando veo lo habitual que es que se venda humo, que te traten de vender la piel del oso antes de cazarla y que se le dé bola continuamente, se apoye a ciegas e incluso se ensalce a aquellos que empiezan a construir la casa por el tejado.

 

No quiero citar ningún caso concreto. Aunque no esté de acuerdo con determinados métodos y estrategias, todo proyecto lleva su trabajo y supongo que su ilusión detrás y no es plan de perjudicar a nadie focalizando esta reflexión, que en realidad es más una cavilación sobre el panorama general que otra cosa. Más bien se me ocurren casos en los que realmente hay gente “demostrando el movimiento” paso a paso, unos más largos y otros más cortos, pero tampoco los voy a citar aquí, porque eso ya lo hago en el día a día y porque las comparaciones son odiosas, aunque sea por omisión. No obstante, si alguien se sintiera aludido y se ofendiera al leer esto, que de susceptibles está lleno el mundo, aunque con ello contradiría otro dicho del bueno de Diógenes, no me quedaría más remedio que citar a otro popular filósofo, algo más moderno, Diego Armando Maradona.

 

¿Septiembre aún es verano?

Aunque, como dice la canción de Airbag, septiembre aún es verano, ya se sabe que cuando llega un día como hoy y además cae en lunes, a casi todo el mundo le toca volver a la rutina. Es por tanto un momento espléndido para que comiencen a rodar nuevos proyectos, como es el caso de nuestra nueva casa para Tímpanos y Luciérnagas, Trémolo Radio, que estrena su nueva programación con un programa comandado de forma alternativa por Reverendo Vinny y Alberto Charro Wakamolo, El Madrugón. A partir de las 12 de la mañana, con Vinny como primer maestro de ceremonias, tendréis dos horas de “buena música, humor, novedades musicales, y lo que vaya surgiendo“. Le irán sucediendo nuevos estrenos a lo largo del día y del resto de la semana.

 

Nuestro horario, de momento, será los martes a partir de las 17 horas y la repetición los domingos a partir de las 22 horas. Comenzamos, como ya anunciamos, con una redifusión de la anterior temporada, mientras seguimos atando cabos antes de arrancar la tercera en octubre o noviembre. Habrá segunda parte de La Turné; es muy probable también que en las próximas semanas hagamos una sesión a modo de anticipo y presentación de esta nueva etapa y además estamos preparando alguna sorpresa que queremos dar a conocer antes de meternos de lleno con nuestra nueva programación periódica.

 

No sé qué ideas tendrán mis compadres para los nuevos programas, pero yo he realizado esta lista de Spotify como declaración de intenciones…

 


 

Tímpanos y Luciérnagas: Hardcore y asociados Vol. 1, con Pepo Márquez

 

A finales de los 90, sin redes sociales en las que intercambiar pareceres sobre música y discutir sobre cualquier asunto, también ocupábamos nuestro tiempo, o más bien lo perdíamos, en Internet, en chats y listas de correo. Gracias a estos puntos de encuentro virtuales, el canal “#hardcore!!!” del Irc o la lista “xhxcx” concretamente, conocí a un montón de gente en aquellos años de iniciación, incluso a algunos buenos amigos. Con algunas de estas personas he tenido la suerte de coincidir en vivo, de charlar, compartir conciertos y cervezas. Con otras no he llegado a encontrarme nunca cara a cara… aún.

 

Uno de estos batalladores de la música que solía participar en aquella lista de correo era Pepo Márquez, hoy en día en M A J E S T A D y Buena Esperanza, que además era compañero en aquello de hacer fanzines con su  <Done> Hardcore Paper. Sin embargo, hasta ahora nuestros caminos no habían llegado a cruzarse. Así que, cuando me enteré de que se trasladaba a vivir a Murcia, aunque fuera ‘a tiempo parcial’, no tuve duda alguna: teníamos que invitarlo a venir al programa. Más aún conociendo sus andanzas junto a Borja Prieto en el radioshow Está pasando de Nanosónico. Romu propuso que hiciéramos un programa temático, con el hardcore punk y estilos cercanos como protagonistas. ¿Cómo me iba a oponer yo a eso?

 

Cosas de la vida, y de La Turné, al final fue él quien acabó invitándonos a ir a su casa. ¿Qué mejor manera de conocerse que alrededor de una pila de discos y unas latas de cerveza? Y como buen artista del palique que es Pepo, la tarde se nos quedó corta para todo lo que nos hubiera gustado pinchar y todo lo que nos hubiera apetecido contar. No tardamos en encontrar una solución: ¡Repetiremos! Puede que incluso en más de una ocasión.

 

Puedes escuchar el programa AQUÍ.

¡Hablemos de rickrolling!

 

Quería yo compartir esta mañana un vídeo de ‘Drive my car’ de The Beatles en Facebook y por error ha salido otra canción de procedencia desconocida. Claro, esto me ha recordado a aquella bonita costumbre que se puso de moda hace algún tiempo: alguna gente se dedicaba a trolear para que, cuando intentabas escuchar o descargar algo, en vez de lo esperado, sonara siempre el ‘Never gonna give you up’ de Rick Astley. ¡Nunca sabías cuando te podría tocar a ti!

 

Yo fui víctima en una ocasión, intenté descargar un disco de Animal Collective y en vez de aquel álbum me bajé sin saberlo una carpeta en la que todas las pistas eran la dichosa canción de nuestro pelirrojo favorito.

 

Para cerrar el círculo, resulta que acabo de solucionar una incógnita que tenía desde hace algo más de un mes, cuando me llegó un pedido de Todocolección con un montón de discos y una moneda de 50 céntimos. No lo recordaba, pero aunque ya tengo el LP que abre la mencionada canción, pedí el single de la imagen adjunta. ¡Dos versiones del ‘Never gonna give you up’ por 45 céntimos! ¿Cómo podría resistirme a esa oferta?

 

Nunca me llegó. ¿Podría considerarse esto rickrolling inverso? ¿Estoy en paz con el señor Astley?

 

 

Mi aportación al Record Store Day Murcia 2014

Desde Supernaud, con motivo del Record Store Day Murcia, me pidieron que les contara algo sobre un disco que me haya cambiado la vida… Pues este mismo:

 

 

Mira que os gusta ponerlo complicado… Hay bastantes discos que me han “cambiado” la vida, desde “Appetite for destruction” de Guns N’ Roses a “Do you know who you are?” de Texas is the reason, pasando por “Vs” de Pearl Jam, “Scream Dracula Scream!” de Rocket from the crypt” o “Scarcity” de Xmilk, pero como hay que seleccionar tan sólo uno, diré “…And out come the wolves” de Rancid. Lo descubrí escuchando un especial sobre el Festimad de 1996 en Radio 3. En aquella época escuchar Radio 3 a algunos podía cambiarnos la vida; no tengo muy claro si hoy en día esta emisora sigue teniendo esta capacidad, habría que preguntar a las nuevas generaciones. De repente sonó “Olympia WA” y no grité “Quietoooorrrr” porque por aquel entonces Chiquito de la Calzada aún no había calado lo suficiente en mí, pero lo que pensé tuvo que ser algo muy parecido. Fue algo así como una revelación, durante esos años buscaba escuchar siempre algo que se alejara de lo más estándar, pero tampoco llegaba mucho más allá de lo más accesible y este disco fue un verdadero punto de inflexión, llegó justo en el momento adecuado. Me sirvió para, en poco tiempo, profundizar primero en toda esa generación de bandas de punk rock melódico de los 90 y después empezar a indagar en sus antecedentes, tirar hacia atrás y descubrir a Ramones o The Clash. Pero, sobre todo, me sirvió para conocer a bandas como Minor Threat o Fugazi y entrar en contacto con la escena hardcore. Fue en ese momento cuando comenzó a interesarme formar parte activa de la música, cuando empecé a organizar conciertos, a publicar fanzines, a colaborar con otras publicaciones, a girar con bandas… y tantas otras cosas que me permitieron vivir grandes experiencias sin alejarme demasiado de la música underground y del Do It Yourself. Supongo que todo esto no hubiera ocurrido sin aquel disco de Rancid como desencadenante“.

 

¡Bravo por El Columpio Asesino!

Me cae bien esta gente. Después de petarlo por salas y festivales de toda la península, de girar por México y Argentina, se preparan para lanzar un nuevo disco y, en vez de acomodarse, hacen todo lo contrario. De primeras, un adelanto de ritmo enfermizo (que podéis escuchar en el vídeo incrustado al final), “un puñetazo en el estómago”, como ellos mismos dicen en su más reciente entrevista para Mondo Sonoro. Ahora, en esta misma entrevista aquí enlazada, declaraciones como esta: “Nos apetecía hacer algo especial. Nosotros no entendemos hacer música si no es con el corazón. Creemos que se está creando una especie de sonido Zara en el indie y que falta un poco de mala baba y algo que chirríe en la radio. Y así hemos enfocado el disco”. A lo mejor aún queda algo de esperanza ahí arriba entre tanta cosa insulsa…

 

Bailando con distinto pie

Texto publicado originalmente en el blog de Tímpanos y Luciérnagas:

Menos mal que me queda este rato a la semana en el que grabamos el programa, un punto y aparte para compartir, para disfrutar. Siempre en buena compañía. Un lujo en los tiempos que corren.


Cada vez me siento menos identificado con esta sociedad del siglo XXI.


Cuando observo cómo tiende a la homogeneidad, al pensamiento único, e incluso esto se impone desde determinados medios.


Cuando soy testigo de cómo los golpes en el pecho y eso de apuntarse tantos se han convertido en el pan de cada día, mientras esa gente vive en realidad encorsetada, acomodada, sometida a las normas y los deseos de la industria. Tarde y mal, si es que llegan.


Cuando el pampaneo, el mamoneo, el postureo y el peloteo se ha convertido en una costumbre socialmente aceptada y los trepas, sin asomo ninguno de talento, campan a sus anchas.


Cuando los que más hablan son precisamente los que más tendrían que callar.


Ante este panorama, no quiero dar lecciones a nadie, no soy quien para hacerlo, me conformo con que me dejen tranquilo, “Bailando con distinto pie”.

 

 

Un comentario sobre crítica musical…

Hay quien dice que hoy en día los críticos musicales son innecesarios. Alguna vez me lo he planteado e incluso no le quito parte de razón al que lo dijera: ¿Qué función cumple un periodista musical hoy que lo tenemos casi todo disponible a golpe de click? Pues seguramente una función imprescindible, para poner un poco de orden entre tanto caos y tanta sobreinformación. El problema es que hace falta que el periodista se reinvente, se adapte a los tiempos y comprenda que el escenario ha cambiado totalmente y ahora todo es mucho más horizontal. Sin embargo, lo que vemos es que hay mucha gente en el gremio que se deja llevar por las modas, los intereses y las leyes del mercado, que no aporta nada nuevo, que no tiene ni la más mínima capacidad de crítica (incluyendo la autocrítica), etc, etc. Por suerte, también hay muchos, veteranos o noveles, que siguen teniendo ese ‘mojo’, que saben transmitir sin tener que recurrir para ello a lo evidente y que hace que siga dando gusto leer y escuchar sobre música y seguir descubriendo que hay cosas nuevas (o viejas) interesantes más allá de la superficie.

 

Y alguien leerá esto y dirá: Pues anda que tú… ¡No, hija, no! Que yo soy contable, yo soy un espectador más.

 

 

Pase el tiempo que pase, siempre es un placer escuchar a Juan de Pablos

 

Mis favoritos de 2013

No lo he podido evitar, he tratado de resistir la tentación, he tratado de autoconvencerme de que las listas de mejores del año no molan, pero no he podido. Así que, otro año más, aquí va mi lista:

 

5. ‘Al fin llegó la cosecha’, el nuevo álbum de Trastorners. Más que un disco, es una leyenda.

 

4. ‘Electrolatino, el Origen, el primer recopilatorio oficial con los éxitos originales del género. Presentado nada más y nada menos que por Juan Magán. El único disco que tienen los de la comisión de fiestas de mi pueblo, que no dudan en hacerlo sonar a volumen atronador en cada desfile que organizan.

 

3. ‘Reflektor’ de Arcade Fire. Vale, no lo he escuchado, pero la lona del Primavera Sound y la Mercería Santa Ana bien merecen una aparición en un top.

 

2.La velocidad del tocino‘ de Dorian. Gracias a Vanishing Point por hacerme descubrir este grupo, no entiendo por qué nos los ponen más a menudo en Radio 3.

 

1. ‘Así soy yo’, el primer single como cantante de Kiko Rivera (vamos, Paquirrín, de toda la vida), número 1 de descargas en iTunes. No sólo por la canción, sino por todo el conjunto: su campaña de lanzamiento, mezclada con polémicas familiares; su estreno en playback en Sálvame Deluxe; su suave contoneo cuando canta, mientras los colaboradores del programa se hacen polvo bailando detrás como si no hubiera mañana (como para no acordarse de los “secretos” desvelados por Belén Esteban en su libro… perdón, “libro”); su voz cuando se pone meloso (“directo a tu corazón”); la inmediata aparición de rumores de plagio… TODO.