CRLM Office

Una web de Alfonso Zaplana Pérez.

Cherry: “Las ‘peladillas’ son mis diarios musicales”

Hace unos años recibí una oferta que no pude rechazar, crear un netlabel con el propósito principal de publicar en formato virtual el debut de Cherry, compuesto por aquellas canciones que este músico alhameño había ido componiendo y grabando en solitario en su garaje tras la disolución de Cherry and the clouds. Con el paso de los años tuve el honor de publicarle otros dos discos más, entre otras variadas referencias, antes de la llegada de Bandcamp, que para mí supuso la pérdida de sentido de mantener un netlabel con el planteamiento que a éste le había dado, y antes de que despertara el interés de Foehn Records, discográfica barcelonesa por la que acabó fichando. Bajo esta etiqueta ha publicado dos nuevos álbumes, que desde mi punto de vista contienen algunas de las composiciones más originales y sugerentes que han visto la luz en nuestro país en los últimos años. No obstante, quizás por su carácter un tanto outsider y su estilo experimental y alejado de las tendencias (como eclecticismo escurridizo han definido su propuesta en la web del Primavera Club), sigue siendo un tanto desconocido más allá de su entorno geográfico más cercano. Muestra de ello es que haya sido tras la celebración del mencionado festival cuando ha despertado la atención de algunos medios, como Indiespot o This Is Underground, que han incluido al murciano entre los destacados o como sorpresas de esta edición. Aprovecho la ocasión para que nos ponga al día sobre su actividad. (Foto: Julia Lomo, Juno Producciones)

 

 

Desde el tránsito de Cherry and the clouds a Cherry ha pasado mucha gente por este proyecto colaborando. Ahora parece que ya has encontrado la formación estable. ¿Se puede decir ya que Cherry sois Nino Malón con el apoyo de José Manuel Lucas a la trompeta para lo bueno y para lo malo?
Este proyecto siempre lo he llevado como algo individual, desde que empezó. Sí que es cierto que en cada disco he contado con colaboraciones diversas y que la que más firme se mantiene es la de José Manuel, que empezó a colaborar a partir del segundo disco (Canciones de bolsillo) y así hasta el día de hoy. Y aunque llevamos ya más de un año sin juntarnos a tocar, eso no es problema para que siga metiendo sus trompetas en mis canciones.

 

Ya van cinco discos de Cherry y sigues apostando por la grabación en tu estudio casero. ¿Podría existir una propuesta musical como la tuya sin las ventajas y desventajas de esta elección?
Claro que podría existir, pero ya no sería lo mismo. Creo que cambiarían muchas cosas, empezando por el sonido de cochera, la forma de grabación, etc. Así que no sé cómo le afectaría mi música lo de meterme en un estudio a grabar… Bueno, si tuviese dos años para grabar en un estudio me metería de cabeza, con tiempo para hacer las cosas a mi manera. Pero el dinero que necesito para eso se me escapa del presupuesto. Quizás debería probarlo alguna vez, aunque de momento no me apetece en absoluto.

 

Mantienes la denominación “peladilla” para tus canciones, aunque hace ya tiempo que sueles presentar canciones no sé si más elaboradas, pero si al menos de mayor duración. ¿Podríamos decir que el concepto “peladilla” viene asociado más bien a la actitud y el sello personal de Cherry?
Sí, ese término lo acuñé cuando empecé con el proyecto de Cherry, ya que las primeras canciones que grababa eran de muy corta duración. A veces ni llegaban el minuto, así que decidí darle ese nombre a mis ideas improvisadas. Por tanto, también viene asociado a la actitud o a mi forma de ser, ya que siempre he intentado darle mi propia personalidad a los temas. Las ‘peladillas’ son mis diarios musicales.

 

La conexión entre la música de Cherry y el audiovisual es algo en lo que siempre insisto, ya que tus canciones me parecen muy “cinematográficas”. De hecho, no hace mucho estuviste musicando una proyección de Tetsuo. ¿No es algo que te apetezca explotar más por tu propia iniciativa (ya sea poniendo música en directo al cine mudo o componiendo bandas sonoras)?
Sí, es algo que tengo pendiente. Me gusta bastante el cine y como músico, me encantaría ponerle banda sonora a una película. Pero de momento no ha surgido la oportunidad. Sí que es verdad que estuve poniendo música a las imágenes de Tetsuo en directo. Era la primera vez que lo hacía y repetiría con gusto, pero ahora estoy más metido en composiciones nuevas para el siguiente disco.

 

Hace unas semanas se estrenaba Split!, un documental en el que los protagonistas sois unos cuantos músicos murcianos, que además grabasteis para la ocasión algunas canciones inéditas con combinaciones de músicos también inéditas en algunos casos. En tu caso, tu compañero de baile fue Raúl Frutos de Crudo Pimento. Dado el carácter experimental de tu música, ¿no te tienta la posibilidad de llevar más allá esta colaboración esporádica o, en general, este tipo de colaboraciones?
Es algo que no rechazo en estos momentos, la experiencia del documental Split! fue muy buena y creo que nos dejó un buen sabor de boca a todos. ¿Quién sabe? Quizás salga algo en un futuro de esas colaboraciones. Hay que mirar las agendas de los demás artistas, ya que a veces juntarse resulta más difícil que la construcción de las pirámides.

 

Hoy en día, a pesar de contar con el respaldo de una discográfica, no es sencillo abrirse hueco en el mundo de la música, salvo que cuentes con un bagaje previo notable o tengas detrás a una agencia importante que consiga meterte en las dinámicas de los medios especializados que marcan con su influencia las agendas musicales en nuestro país. Tocar en un evento como el Primavera Club puede suponer un buen paso adelante en este camino, aunque no sé si realmente es esto algo que te preocupe demasiado, me da a mí que no… ¿Qué tal fue la acogida del público del festival?
Me acogieron muy bien en el Primavera Club, tanto por el trato personal como musical. Al principio de la actuación éramos cuatro gatos, pero se fue llenando conforme iban pasando las canciones y parece que gustó por la respuesta del público. Vengo contento de como sonó y de mi actuación allí, con más ganas de experiencias así.

 

En tu última visita a Tímpanos y Luciérnagas dejaste caer una canción inédita en directo. ¿Cómo de avanzado está el sexto álbum de Cherry?
Estoy trabajando en ello en los ratos que puedo. A mí las prisas para estas cosas sé que no me llevan por buen camino, así que voy con calma y avanzando lentamente, algo más lentamente de lo normal… Estoy con seis nuevas canciones, aún no sé qué forma tomará el disco ni los tracks que llevará, pero sí te puedo decir que será un disco ‘cherryniano’.

 

Entrevista realizada para Duit Magazine.